De la academia al debate nacional

Noticia UDLA

Noticia UDLA

“Todo investigador anhela que su
trabajo contribuya a la sociedad
y que sus enunciados sobre las
áreas que investiga tengan impacto
en los niveles de toma de decisiones”,
así inicia el primer capítulo del libro
Transgénicos, una cuestión científica,
escrito por el doctor César Paz-y-Miño,
decano del Instituto de Investigaciones
Biomédicas (IIB) de la Universidad de
Las Américas.
El lanzamiento de esta nueva
publicación, constituye un nuevo
aporte para la academia y con él se
busca determinar las ventajas o desventajas
de la aplicación de los transgénicos
en nuestro país. Para ello, “la
UDLA plantea como reto científico
desarrollar investigaciones necesarias
para sustentar las preferencias”, dijo el
rector de la Universidad, doctor Carlos
Larreátegui.
El espacio de discusión sobre esta
temática se dio en un foro realizado
en el campus universitario, sede
Granados, que contó con la participación
de expertos que manejan técnicas
moleculares de la genética moderna
y que, por su trabajo, podían explicar
científica y académicamente la contradicción
problemática del uso y consumo
de los organismos genéticamente
modificados (OGM).
María de Lourdes Torres, coautora
del libro, indicó que la publicación
abarca varios aspectos alrededor de
este debate: desde el análisis de la
estructura del sistema nacional de bioseguridad
en Brasil, hasta la necesidad
de un sistema jurídico y la sinergia institucional
basada en los principios y
directrices generales de la ley. También
se abordó el impacto ambiental de los
cultivos con tolerancia herbicida, la
relación entre los OMG y la salud, las
células madre embrionarias y pluripotentes,
la biotecnología, bioseguridad
y agricultura.
Varios de estos criterios son opiniones
recopiladas de un grupo de científicos
que colaboraron en la publicación
de Paz-y-Miño. “Hoy 12 investigadores
presentamos este libro para aportar
al debate nacional (…) una vez que la
Asamblea anunció que podría debatir
el uso o no de los transgénicos en la
agricultura, y que debería evaluarse
los beneficios o perjuicios de estos
organismos”, dijo el decano del IIB.
La finalidad de este trabajo es aclarar
dudas desde la perspectiva científica
y generar una crítica académica,
científica, como ciudadanos responsables
para que nuestro país entre en
los caminos de la investigación, porque
la ciencia y sus investigadores tiene el
mismo propósito, la misma meta: apoyar
al desarrollo nacional, aseguró.
“La ciencia es el mejor camino para
llegar a la verdad; y a través de la verdad
a la razón y por qué no, a la paz”.
Con esta frase Paz-y-Miño