La economía desde la academia

Noticia UDLA

Noticia UDLA

El decano de la Facultad de Ciencias
Económicas y Administrativas, economista
Vicente Albornoz, hace un diagnóstico
de la situación económica del Ecuador en el nuevo
Gobierno. Desde la academia analizamos temas
importantes de la realidad nacional.
Frente a un régimen reelecto y con mayoría
legislativa, ¿hasta qué punto puede haber
variantes en el modelo o estrategia económica?
No creo que haya mucho cambio, más bien,
por las declaraciones de los candidatos reelectos
sonaría que puede haber una radicalización de
algunas cosas y de las políticas implementadas.
Uno ve control de precios, que ahora se amplía
a más productos. Si se radicaliza el modelo,
me parecería preocupante en el sentido de
que haya gente que controle más y más la
economía y siempre manteniendo una política
muy clientelar; no me parece lo ideal,
pero creo que vamos a tener más de eso.
Se controlará no solo la economía, sino la
educación, salud, hasta la información
de los burós de crédito.
Hay algunas cuestiones que se pueden
mejorar, como no tratar mal a la
inversión privada. Dar señales de que
sí tienen apertura sería la clave, y no
solo decir que son bienvenidas sino
implementar medidas para que la
empresa privada se sienta bienvenida.
Tampoco anunciar acciones como
la posibilidad de expropiar empresas
ni implementar medidas como esas,
es otra de ellas.
¿Se podrá sustituir la prioridad del gasto
público por la inversión productiva?
No, lo uno no es excluyente de lo otro. Puede haber
mucho gasto público y mucha inversión productiva,
pero en los últimos años el Ecuador ha tenido
mucho gasto público y poca inversión productiva.
Y no es porque el gasto público le saca a la inversión
productiva, sino porque las políticas del gobierno
no han sido atrayentes para la inversión privada
productiva, y creo que vamos a seguir teniendo todo
el gasto público posible y poca inversión productiva.
Es lo que hemos tenido en los últimos años.
¿Podrá este período político definir la inversión,
exploración y explotación minera?
Sí, pero poco. Es decir, ya se firmaron todos los
contratos con ECSA Ecuacorriente para una mina.
Lo único que hay en el país de la minería a gran
escala es una mina, y hasta donde se sabe las negociaciones
para otras minas están bien atoradas y la
minera es una inversión de largo plazo. Veo que en
este período puede haber algo de inversión, pero
poca producción porque no es una opción en la
que usted pone la plata y después de un mes salen
los minerales. La minería es una cuestión de largo
plazo, entonces creo que va haber muy poca producción
minera e inversión.
¿Hay indicios de que en este nuevo período se
busquen alternativas financieras al crédito de
China?
¿Alguien distinto a China que esté dispuesto a
prestarnos? Supongo que no, porque nos hemos
peleado con todos los potenciales prestamistasexcepto con China. Hemos cerrado todas las puertas
excepto con China. Y otros potenciales prestamistas
tipo Irán son muy complicados por las prohibiciones
que tienen de mover recursos financieros en
el mundo. Podríamos entrar en el mercado internacional
de bonos, pero nos cobrarían unas tasas de
interés muy altas.
En las condiciones políticas actuales, ¿se podrá
conseguir seguridad jurídica de inversión privada
nacional o extranjera?
El Presidente dio hace poco unas declaraciones
a un diario español diciendo que se reservaba la
potestad de expropiar empresas. Quizás lo dijo
como algo utópico o en casos extremos, pero en otros
países no se expropian empresas. Es decir, en Chile
nadie va a tener problema en expropiarle un pedazo
de tierra a cualquiera si se quiere construir una
carretera por ahí, a una empresa minera le pueden
expropiar un pedazo de terreno, pero nunca le van
a expropiar la empresa entera, y el Presidente dejó
abierta esa posibilidad incluso en casos extremos.
Entonces, la seguridad o inseguridad jurídica es un
tema de percepción, y la gente lo que va a notar es que
hay la posibilidad de que la empresa entera se puede
expropiar y eso crea una enorme inseguridad.