“La Universidad tiene como premisa la enseñanza por competencias”

Noticia UDLA

Noticia UDLA

La Universidad de Las Américas
vive un proceso de crecimiento
académico continuo, con la
finalidad de cumplir ampliamente con
la expectativa de sus estudiantes y con
las exigencias de la Ley de Educación
Superior. Para llevar a cabo este cometido,
se creó una nueva división académica.
El doctor Jorge Baeza, Director
General de Pregrado, nos cuenta más
al respecto.
¿Cuáles son las funciones de la
Dirección General de Pregrado?
Esta nueva división es un apoyo directo
para el Vicerrectorado académico y
busca fortalecer procesos académicos
que serán implementados en todas las
áreas. Es, además, un nexo entre todas
las facultades y tendrá fluida interacción
con directores y coordinadores.
Estamos ya trabajando en varios
proyectos, uno de ellos, por ejemplo,
es fortalecer la campaña de honestidad
académica a través de talleres de citación
de la Asociación Psicológica Americana(APA) y la aplicación del software
Turnitin, herramienta que ayudará a
reducir la elaboración de trabajos sin
citar fuentes. De esta manera se espera
erradicar todo tipo de prácticas deshonestas,
especialmente las relacionadas
con la copia.
¿En qué consiste la etapa de adaptación
al régimen de profesores
curriculares a tiempo completo?
El Modelo Educativo de la
Universidad tiene como premisa la
enseñanza por competencias, por ello
la institución trabaja en la incorporación
de docentes curriculares, todos con
título de maestría. El primer grupo (45
profesores) ayudará a modificar los perfiles
de egreso por competencia de cada
una de las carreras a las que pertenecen,
además van a dictar clases y apoyarán a
sus facultades y carreras en la trasformación
de los sílabos por competencias.
El segundo grupo (alrededor de 40
profesores) vendrá con el objetivo de
dictar clases a tiempo completo y fortalecer
al cuerpo docente.
Por el tamaño de algunas facultades,
se vio la necesidad de implementar un
docente, también a tiempo completo,
que se dedique a los trabajos de titulación
de las facultades más grandes. Los
docentes van a apoyar todo el proceso
de titulación, es decir, desde el momento
en el que se aprueba un proyecto de
titulación hasta cuando el estudiante
defienda su tesis. Estos docentes serán
los encargados de aplicar en sus unidades
académicas el programa Turnitin,
verificando que ningún trabajo de titulación
aprobado tenga párrafos sin citar.
¿Qué desafíos presenta la nueva Ley
de Educación Superior para una
universidad como la UDLA?
La nueva Ley de Educación Superior
plantea muchos desafíos, pero, como
los reglamentos de esa Ley aún no se
expiden, no sabemos de qué manera
se van a aplicar. Sin embargo, una de
las cosas que establece es la contratación
de un porcentaje de profesores a
tiempo completo, lo cual es ambicioso
y poco realista. Establece, por ejemplo,
la contratación de profesores con título
de PhD y estamos en un país en el que
la demanda es más grande que la existencia
de profesionales con esos títulos.
¿En esta Ley cuáles son las principales
diferencias entre las universidades
públicas, autofinanciadas y
cofinanciadas?
Ese es el principal problema que tiene
esta Ley. El error grave que comete es
unificar el tratamiento de las universidades
públicas, autofinanciadas y cofinanciadas,
sin tomar en consideración que
administrar una universidad autofinanciada
es totalmente distinto a una pública.
Por esencia, la pública tiene una base de
financiación estatal, lo que hace más factible
llevar a cabo determinados proyectos.
No es lo mismo que a un estudiante le
impongan o sea aceptado por admisión
en una universidad estatal, que ingresar a
una autofinanciada, sin embargo, nuestra
Universidad tiene fortalezas que nos permitirán
cumplir con las exigencias que
el ente regulador nos vaya imponiendo.