dudas sobre la escritura

Hablanco en chino: antropónimos e hipocorísticos

Tic en la Lengua

Tic en la Lengua

por Diego Chauvin

Hablando en chino: antropónimos e hipocorísticos

Los antropónimos son los nombres propios completos de una persona, es decir el nombre de pila (simple o compuesto) y el primer apellido de cada uno de los progenitores: María Eulalia Ortiz Cedeño. Los hipocorísticos no son más que las formas diminutivas, abreviadas o infantiles del nombre propio original que se emplean en lugar de este como designación cariñosa, familiar o eufemística: Anita (de Ana); Mabel (de María Isabel); Elsa (de Elisabeth); Curro (de Francisco); Pepe (de José). Muchos de estos hipocorísticos, con el pasar del tiempo, se han convertido en verdaderos nombres de pila: Álex, Lola, Malena, Marisa, Míchel, Mariló, Róber, Sandra o Tina.  Todos los nombres propios y sus hipocorísticos deben seguir las normas ortográficas del español (tanto en su escritura como acentuación), y en caso de cambios familiares de los apellidos (adscripción del individuo a una rama o familia concreta), deben mantener uniformemente estos cambios y no usar indistinta e indiscriminadamente cualquiera de las formas admitidas: Vásquez o Vázquez (RAE, pp. 625-630).

Referencia:

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2010).

       Antropónimos. Ortografía de la lengua española. Madrid, España: Espasa