Lo mejor en ciencia 2013

Noticia UDLA

Noticia UDLA

Las dos revistas de mayor prestigio en ciencia: Nature y Science, seleccionan anualmente lo que consideran los mejores avances en este campo, y para este año distinguieron al CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Palindromic Repeats) como uno de los mejores descubrimientos porque demuestra que al funcionar en células eucariotas, no solo en bacterias, permite modificar el material genético a voluntad hasta llegar a diseñar tratamientos médicos personalizados, o lo que se conoce como terapia genética.

Otro reconocimiento se otorga a la obtención de células madre embrionarias con similar información genética que las de adulto, lo que facultará su uso para generar órganos o tejidos de reemplazo de dañados. A esto se suma la posibilidad de fabricar minirriñones y minicerebros, como antesala de órganos completos para trasplantes. Se consiguió que grupos de células renales y cerebrales funcionen como órganos maduros y diferenciados. Así mismo en esta línea, se prevé que para este año se logre utilizar células madre para trasplantarlas a retinas enfermas y curar afecciones en ellas.

Una vacuna contra el virus sincital respiratorio (VRS), que es la principal causa de hospitalización de niños por cuadros pulmonares, está dentro de lo mejor en ciencia. En la línea de investigaciones virales ha llamado la atención el descubrimiento de mutaciones nuevas del virus H1N9 de la gripe aviar que posibilita a este microrganismo pasar de animales a humanos, cuestión que se pensaba improbable.

Como un gran logro se considera el vertiginoso avance en el estudio de todos los genomas de bacterias inofensivas o patológicas que conviven con los seres humanos: el llamado microbioma.

Lo llamativo de estos estudios es el conocimiento de que existen unas diez veces más microbios dentro de nuestro cuerpo que el número de células que tenemos, que es de 70 billones. Se calcula que entre 200 a 1.400 gramos de nuestro organismo son microbios de miles de clases aún no totalmente descubiertas.

Estos organismos tienen secuencias genéticas miméticas (similares a las de genes humanos) que podrían determinar el origen de enfermedades, como diabetes, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, fibromialgias y otras autoinmunes. Además, se ha encontrado que personas con trastornos gastrointestinales, cefaleas, intolerantes a lactosa y trastornos de ansiedad, tienen alterados sus microbiomas, lo que podría explicar de alguna manera sus problemas.

Este nuevo año continuará con fuerza la investigación científica en el mundo. Esperemos que Ecuador pueda seguir esos pasos.

Autor: César Paz y Miño

Fuente: www.telegrafo.com.ec