Humanos manipulados genéticamente

Noticia UDLA

Noticia UDLA

La posibilidad de modificar el ADN humano a voluntad está cada vez más cerca. Dos hechos demuestran este desafío. El primero es el uso de la tecnología CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats), que ubica genes en el ADN y los corta y reemplaza por genes a discreción. Esto se logró en el Centro de Investigación de Modelos Animales de la Universidad de China, en donde se modificó a dos monos macacos gemelos con mutaciones específicas, con la finalidad de asemejarlos más a los humanos y alcanzar mejores hallazgos investigativos que permitan entender las enfermedades humanas. Estas alteraciones inducidas producirán animales que podrán reemplazar a los ratones tradicionalmente usados como modelos en investigación.

La otra importante invención y aplicación de la modificación genética va más lejos. El parlamento del Reino Unido está próximo a aprobar una nueva forma de fertilización in vitro (FIV) en la que interviene el ADN de tres padres; en consecuencia, la técnica estará legalmente disponible para las parejas.

La nueva aplicación reemplaza las mitocondrias (Mt) dañadas (Mt son corpúsculos intracelulares que contienen ADN, implicados en la producción de energía de la célula) por mitocondrias sanas. Las Mt son transmitidas exclusivamente por herencia materna, es decir por el óvulo. Las Mt mutadas pueden producir graves enfermedades cerebrales, epilepsia, demencia, cegueras, sorderas, alteraciones musculares, diabetes, entre otras.

Mediante transferencia de mitocondrias sanas, de una hembra donante de óvulos a embriones de monos rethsus con enfermedades mitocondriales y obtenidos por fertilización in vitro, se ha logrado curar estas afecciones. El embrión producido tiene tres tipos de ADN, de tres individuos diferentes (madre enferma, ADN mitocondrial donadora y padre).

Esta nueva metodología ha sido evaluada legal y éticamente, considerándosela apropiada para los fines beneficiosos de las parejas y se la aprobará con seguridad en el transcurso de estos meses. Queda por resolver si la donante de las mitocondrias deberá ser considerara ‘co-madre’ y tendrá derechos biológicos sobre el hijo. Lo interesante de la decisión legal es que muestra cómo la política legislativa va en acuerdo y a ritmo similar con los avances científicos modernos y útiles.

En el Ecuador lastimosamente eso no ocurre y nos caracterizamos por prohibir muchos avances que crea la tecnología y nos privamos de ellos sin llegar a conocerlos o analizarlos. En esto radica la diferencia entre países avanzados científicamente y los rezagados.

Autor: César Paz y Miño

Fuente: www.telegrafo.com.ec