Los desafíos de Yachay

Noticia UDLA

Noticia UDLA

Con el lema ‘Hoy es el comienzo de grandes historias’, en un ambiente arquitectónico prometedor, la ciudad del conocimiento Yachay inauguró, el pasado 31 de marzo de 2014, el curso de nivelación para 174 estudiantes de varias ciudades del país y 40 profesores con título de cuarto nivel PhD.

De los discursos inaugurales, hay que destacar algunas cuestiones: se habló de una realidad sin precedentes en el país, fruto de un cambio en la visión de la educación superior.

El presidente Correa dijo que Yachay representa “un Ecuador que se proyecta hacia el futuro como un país soberano que ha decidido fundamentar su desarrollo en la única fuente inagotable de riqueza: el talento humano, el conocimiento…, hoy empieza otro boom, el del conocimiento, que durará para siempre porque es un recurso ilimitado”.

Yachay será el eje al que se vincularán los institutos de investigación públicos y privados, se recalcó, lo cual abre la puerta a alianzas estratégicas para la consecución de un viejo anhelo de muchos investigadores ecuatorianos que con limitados recursos financieros realizamos  investigación seria.

Se dijo que con Yachay se quiere pasar a la economía de las ideas, de la innovación, como pilares del cambio de la matriz productiva nacional, lo que ayudará a Ecuador a retener su gente más brillante, así como crear los mejores talentos para ciencia y tecnología.

Aún en construcción, los desafíos de Yachay son enormes. Armar fuerte e igualitariamente su cuerpo de profesores, tener instalaciones modernas y funcionales, equiparse con tecnología moderna y competitiva, apuntar a las reformas legales que permitan facilitar la investigación nacional, fomentar las cooperaciones interinstitucionales nacionales y, sobre todo, internacionales equitativas; encontrar el camino más idóneo para obtener los materiales de investigación. Estas son solo algunas de las aristas que hasta hoy han impedido a los investigadores ecuatorianos hacer más ciencia y de mejor calidad.

Hacer ciencia de alto nivel desde  Ecuador es muy difícil. Deseamos que Yachay, unida a todo el sistema nacional de investigación y de investigadores, que sí los hay, resuelva este asunto adecuadamente. La meta es común y el Presidente la resumió al afirmar que debemos hacer ciencia nacional, liberarnos de la dependencia del conocimiento que tradicionalmente hemos mantenido, confiar en el talento ecuatoriano, producir conocimientos de interés social y de libre acceso.

La ciencia, la tecnología y la innovación también son fundamentales para la paz y representan una esperanza para la nación.

Autor: César Paz y Miño

Fuente: www.telegrafo.com.ec