La carrera de Publicidad realizó un

Análisis del uso de etiquetas en los alimentos procesados para consumo humano.

Etiquetas

Etiquetas

El 29 de noviembre de 2013 entró en vigencia el decreto al “Reglamento sanitario de etiquetado de alimentos procesados para el consumo humano”, que facilita al consumidor conocer los elementos que contienen los alimentos procesados.

Esto, para que las personas que quieran acceder a galletas, papas fritas, yogurt, entre otros alimentos, conozcan la cantidad de sal, azúcar y grasa que contienen estos productos.
“El objetivo de la etiqueta es que los consumidores conozcan y se informen del contenido de los productos y así puedan modificar sus hábitos de consumo”, mencionó Gabriela Terán, representante de Kraft en Ecuador.

La etiqueta es una imagen de barras horizontales que indican los contenidos de grasas, azúcar y sal de los productos alimenticios. Que se suma a la información que normalmente traen estos productos. Estas barras tienen diferente color de acuerdo al nivel de contenido, si el componente es alto se indica en la barra  roja, cuando el contenido es medio en la barra amarilla y si es bajo en la verde.

Según Sofía Larrea, representante de Kraft, la medida es acertada, sin embargo, los 180 días de plazo para que los productos circulen con la etiqueta es muy poco, ya que existen productos que recién están entrando al mercado ecuatoriano y no se sabe si tendrán la aceptación necesaria como para que los empresarios inviertan en el tiraje de las etiquetas.

Durante este análisis que se desarrolló en el Auditorio del Campus Granados, los estudiantes de la Carrera de Publicidad se mostraron interesados en el tema, ya que esta medida influye en el manejo del espacio de la marca en fundas y envases, y que puede afectar la visualización del logotipo y el nombre del producto.

Sofía Larrea mencionó que estas barras afectan a las nuevas marcas que ingresan al mercado, porque es difícil llamar la atención del consumidor con esa etiqueta. Mientras que a marcas ya posesionadas en el mercado, se las puede poner barras y otros elementos, y la gente la seguirá consumiendo.

Pero también, existieron apreciaciones a favor de la medida, ya que lo que se busca es que el consumidor pueda acceder a información clara y oportuna sobre el contenido y características de los alimentos que consume.

Redacción OMNIA