Mayores retos científicos

Noticia UDLA

Noticia UDLA

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, nos habla sobre los mayores retos científicos.
Mira la noticia original aquí.

Las universidades son por naturaleza los sitios idóneos para realizar investigación científica, de excelencia educativa, innovación (en conocimiento o en tecnología), liderazgo, son centros de colaboración internacional y de especialización. Justamente estas características son evaluadas por el portal de rankings SCImago que compila información de las dos instituciones de evaluación internacional más utilizadas: Scopus y la editorial Elsevier.

SCImago incluye instituciones públicas o gubernamentales, privadas, de salud y otras dedicadas a investigación y educación. En su último reporte se evaluaron 5100 instituciones a nivel mundial y los resultados, desde 1996 hasta 2013, siguen mostrando que el Ecuador mantiene su posición  en producción científica y académica.

Pese a los esfuerzos que se han hecho para mejorar el estándar de nuestras instituciones de educación superior e investigación, al medir el producto poco ha pasado en las cifras. En el 2006 el Ecuador ocupaba el puesto 95 entre 224 países y hoy, según el citado informe con datos del 2013, ocupa el puesto 94 entre 229 países. Solo existe una institución privada ecuatoriana que logra estar en la lista del ranking en el lugar 2799.

En los primeros cinco puestos en investigación mundial se ubican el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, la Academia de Ciencias China, la Academia de Ciencias de Rusia, la Universidad de Harvard y el Helmholtz Gemeinschaft de Alemania. En innovación, lidera la misma institución francesa, sube a segundo puesto Harvard y aparecen el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos y el Instituto Nacional de la Salud e Investigación Médica de Francia.

Los datos de SCImago son valiosos e interesantes, pese a que los sistemas de evaluación son conflictivos por naturaleza, más cuando se los interpreta de manera fría por lo que no necesariamente reflejan la realidad de un país o de una institución. De hecho, en relación al Ecuador, no dan cuenta de una mayor inversión en investigación, la formación de personal, la innovación y otros, pero lastimosamente, el producto de estos avances aún no lo vemos y no lo veremos a corto plazo.

Se reclama constantemente que en lugar de esperar años para mostrar productos medibles, alejándose de visiones dogmáticas, se aprovechen fortalezas de los sectores que ya cuentan con desarrollo científico tecnológico, para unidos, mejorar los rankings que hoy nos muestran como un país rezagado. Es responsabilidad de todos los sectores aunar esfuerzos para que nuestro producto científico-académico sea mejor reconocido y visible.