Aprender a leer y escribir es el primer paso

Educación

Educación

Hace 49 años,  la UNESCO declaró, el 8 de septiembre, como el Día Internacional de la Alfabetización en todo el mundo.

El perderte con la imaginación al leer una historieta, el poder escribir tu nombre en el primer deber del jardín, o simplemente firmar un papel. Parecen cosas sencillas para quienes tenemos la suerte de saber leer y escribir; pero aunque el mundo avance y muestre tecnología de punta, existe un problema que no se puede erradicar por completo y es el analfabetismo, un mal que perdura en los sectores más vulnerables de todos los rincones del planeta.

Por eso, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró el 8 de septiembre de 1965, como el Día Internacional de la Alfabetización. Saber leer y escribir, es un derecho humano y la base para el desarrollo de los pueblos.

“Una persona que aprende a leer y escribir, a cualquier edad, adquiere cierta libertad. Alguien alfabetizado puede tomar decisiones en función de su educación”, comentó María Victoria Maldonado, docente de la Carrera de Educación Inicial Bilingüe.

Si bien en la ciudad y el campo las necesidades son diferentes, el objetivo final apunta a buscar el bienestar. En las grandes ciudades, sin duda, gozan de mayor cantidad de centros educativos, por la búsqueda constante de aprendizaje, de nuevos lenguajes y avanzar con los medios tecnológicos.

Mientras que en las zonas rurales la educación es, en muchos casos, unidocente y existen menos centros educativos, no porque sus necesidades sean menos importantes, sino por costos, accesibilidad y por la dinámica que implica la vida dedicada a la agricultura o la ganadería.

“Si bien la alfabetización es un primer paso y es un medidor de desarrollo de educación y economía, no necesariamente quiere decir que se están cubriendo los vacíos de lo que es una alfabetización enfocada a la comprensión y razonamiento en cuanto a la lectura y escritura para que una sociedad siga en constante crecimiento”, dijo María Victoria Maldonado.

En la actualidad, existen programas a nivel mundial cuyo objetivo es erradicar el analfabetismo. En el país existen varios programas enfocados en alfabetizar a las personas, sobre todo en las zonas rurales y urbano marginales como el Proyecto de Educación Básica de Jóvenes y Adultos (EBJA) que busca reducir la brecha del analfabetismo en jóvenes y adultos que nunca han asistido a un centro educativo. Pero sin duda existen muchas cosas por mejorar en este proceso de combatir el analfabetismo y sus derivados como es el analfabetismo digital.

“Hay programas específicos para la alfabetización de adolescentes y adultos, específicamente, para los sectores rurales. Esto ha bajado los índices analfabetismo en el país pero todavía queda mucho por hacer”, mencionó María Victoria Maldonado.

Por eso es importante trabajar en las bases de la educación inicial, en la ciudad y en la zona rural, para sentar bases para el desarrollo. En una colectividad alfabetizada se promueve el intercambio de conocimientos, la interacción con otras sociedades, el comercio, la producción y el bienestar individual y colectivo.