Estudiantes de la UDLA

Fueron reconocidos por trabajos de investigación

Premio

Premio

Cuatro egresados de la carrera de Biotecnología obtuvieron los primeros lugares del II Concurso de Reconocimiento a la Investigación Universitaria Estudiantil – Galardones Nacionales 2014.

Nathalia Rodríguez con Anabel Zabala en la categoría ‘Ciencias naturales, matemáticas y estadística';  y Carolina Echeverría junto a Fabián Oña en ‘Salud y bienestar’ obtuvieron los primeros lugares del II Concurso de Reconocimiento a la Investigación Universitaria Estudiantil – Galardones Nacionales 2014.

Los dos proyectos ganadores son parte de los cuatro trabajos con los que la UDLA participó en este concurso de investigación. Este evento científico fue organizado por la Secretaría de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Senescyt), y tenía como objetivo promover y estimular el desarrollo de la investigación científica en áreas estratégicas para el país.

Nathalia y Anabel desarrollansu investigación en el Centro de Investigación Traslacional (CIT) y obtuvieron el primer lugar con el proyecto “Análisis del efecto citotóxico de los alcaloides del Lupinusmutabilis(chocho andino Ecuatoriano) sobre cultivos in vitro de Leishmania mexicana“,  que también es su trabajo de grado.

Con este proyecto se pretendeencontrar una alternativa para el tratamiento de la leishmaniasis, una enfermedad que se presenta en las zonas tropicales y sub tropicales a nivel mundial,  afecta principalmente a personas de escasos recursos y países donde el sistema de salud pública es deficiente. Esta enfermedad es provocada por un parasito protozoario que se transmite a través de las picaduras de mosquito del genero Lutzomia

“La idea  es tratar la leishmaniosis que afecta a las personas en el Ecuador y tiene una incidencia bastante alta. Esta enfermedad afecta especialmente a la piel y se reproduce en el sistema inmune”, dijo Nathalia Rodríguez.

En este momento Nathalia y Anabel trabajan en la fase terminal del proyecto. Durante todo el proceso de investigación,ambas recibieron  la asesoría de Manuel Baldeón y Stephanie Santander, mentores en el proyecto de investigación.

“Lo que estamos haciendo es cultivar el parásito que genera la enfermedad aquí en el laboratorio, para luego probar si los alcaloides (parte amarga del chocho) podrían ser un posible tratamiento para la enfermedad”, acotó Anabel Zabala.

Carolina  Echeverría y Fabián Oña también se destacaron en  este concurso en la categoría de ‘Salud y bienestar’. El proyecto de investigación con el que participaron fue “Cáncer de mama: Biomarcadores moleculares de cascadas genéticas relacionadas con la proliferación celular y metilación del ADN, y su asociación con características histopatológicas e inmunohistoquímicas en individuos de la población ecuatoriana”, y lo vienen trabajando desde hace tres años con el apoyo del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIB), el Hospital de Solca y el Hospital Eugenio Espejo.

“La investigación se trata de encontrar y desarrollar un biomarcador molecular para las personas que no padecen cáncer de mama. Este biomarcador indicaría las probabilidades que tiene esa persona de padecer  esta enfermedad o si la padece, poderle dar un tratamiento adecuado”, mencionó Carolina Echeverría.

Este trabajo fue dirigido por César Paz y Miño y Andrés López. Actualmente Carolina y Fabián se encuentran escribiendo el artículo para la publicación del  paper  de investigación.

En el II Concurso de Reconocimiento a la Investigación Universitaria Estudiantil – Galardones Nacionales 2014 se presentaron alrededor de 273 proyectosde investigación por parte de todas las universidades del país, la UDLA se llevó los primeros lugares en dos de las siete categorías. Por lo que es necesario reconocer el trabajo que se viene realizando en investigación y en la parte académica.

Según Manuel Baldeón, el trabajo que hace la UDLA y los centros de investigación son importantes en el desarrollo de estudiantes y docentes, porque obliga a seguir mejorando para lograr solucionar problemas de la sociedad. Y destaca la importancia de que la sociedad reconozca el trabajo que se está haciendo desde las universidades.