La Genética forense en el Ecuador

Noticia UDLA

Noticia UDLA

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, nos habla sobre la genética forense en el Ecuador.
Mira la noticia original aquí.

Hace siete años, en el Segundo Congreso Ecuatoriano de Genética Humana, el área de Forense tuvo una corta participación de apenas 10 minutos, con una exposición de las aspiraciones que en este campo tenía el genetista Aníbal Gaviria, arribado al país meses antes.

Entre el 9 y 12 de septiembre de este año se llevaron a cabo en Quito las Jornadas de Genética Molecular y Forense, que coincidieron con las Decimonovenas Jornadas del Grupo de Habla Española y Portuguesa (GHPE) de la Sociedad Internacional de Genética Forense (ISFG), creada en 1995, y que congrega a científicos que comparten el interés en la genética forense. La asociación realiza reuniones cada año, y a ellas asisten investigadores de las ciencias que dilucidan el crimen y el delito; congrega, por lo tanto, a lo más representativo del quehacer forense de habla hispanoamericana.

Para el Ecuador es realmente importante que se haya pasado de una simple aspiración de desarrollar la genética forense, a la organización y difusión a través de un evento científico de alto nivel, de esta ciencia tan apasionante, moderna y con enorme potencialidad de servicio social.

La ciencia forense fundamenta sus acciones en el ADN. Gracias a su análisis, se pueden resolver casos dudosos de paternidad, identificación de individuos desaparecidos (como fue utilizada en Argentina o Colombia) en desastres o accidentes aéreos, para rastreos de personalidades sustitutas; también sirve a la justicia para indagar en robos, asesinatos y todo tipo de crímenes. Hay casos en que personas condenadas se han beneficiado de las pruebas genéticas que les han liberado de supuestas culpas.

La reunión de científicos propuso una estandarización de pruebas, control de calidad, proporcionó nuevas herramientas de análisis forense como la bioinformática y la secuenciación de genomas completos de individuos y las pruebas ADN de mitocondrias. También se revisaron casos complejos de análisis forense, rastreo de individuos y poblaciones por información del cromosoma y, en otro ámbito, se resaltó la importancia de estudiar y tener bases genéticas de otras especies que permitan analizar en conjunto escenas de interés forense o investigativo poblacional.

La nueva visión de la genética forense y la ciencia forense en general ha hecho que Ecuador implemente varios laboratorios con tecnología moderna, lo cual repercutirá en el mejor y justo uso de las pruebas de ADN para la solución de problemas. De una propuesta durante 10 minutos en el 2006, hemos avanzado a 3 días de intensas discusiones de genética forense.