Venenos o medicamentos

Investigación UDLA

Investigación UDLA

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, nos habla sobre los venenos o medicamentos.
Mira la noticia original aquí.

Medicamento es “un veneno que, en dosis adecuada, cura”. Esto significa que todo fármaco mal usado puede dañar a una persona. La respuesta a un medicamento es determinada genéticamente, hay personas que responden mejor o peor al mismo medicamento, por lo que su uso debe ser controlado.

En su reciente libro Medicamentos que matan y crimen organizado, el danés Peter Götzsche llama la atención sobre la producción y negocio de los medicamentos. El autor asevera que los medicamentos producen 200 mil muertes por año en Europa y que los fabricantes han ocultado esa información para continuar con el gran negocio que representa su venta. El autor afirma que la industria de medicamentos es el tercer mejor negocio del mundo; luego de las armas y del negocio ilícito de las drogas.

El libro sostiene que los fabricantes de medicamentos, al manejar el 95% de la promoción de sus productos, puerta a puerta, entre médicos y personal de salud, tienen ‘comprado’ a este personal que incluye a las autoridades que toman las decisiones sobre los tipos de medicamentos que circulan en los países. Ocultan, además, que los medicamentos son la tercera causa de muerte en el mundo, luego de los problemas cardiovasculares y el cáncer.

El autor, farmacólogo, afirma que los productores de medicamentos “extorsionan, cometen fraude, violan la legislación y mienten” y que “no trabajan para mejorar la salud, sino para obtener los máximos beneficios”. Denuncia que, para este fin, se han inventado enfermedades farmacocurables, como la ansiedad, angustia,  déficits de atención, así como toda una gama de problemas de deficiencias vitamínicas, con reconstituyentes de salud, mejoradores de actividad física y mental, entre otros, que no han mostrado eficacia. Al tiempo que poco se gasta investigando el fármaco ‘ideal’.

Esta misma visión tiene el farmacólogo belga Bernard Bégaud, quien declaró que “los efectos secundarios de los medicamentos causan más muertes al año que las producidas por accidentes de tráfico y suicidios, juntos”, esto dentro del juicio al laboratorio Servier al que se le acusa de que su medicamento contra la diabetes (Mediator) produjo más de mil muertes.

Del mercado, solo el 33% de medicamentos es realmente útil, por lo que las sociedades deberían cambiar la percepción jurídica del medicamento y los individuos deben apuntar a consumir solo los prescritos por profesionales y evitar la autorreceta; las autoridades deben endurecer los controles, mostrar los datos reales investigativos y evaluar las propagandas engañosas sobre medicamentos.