Una tradición solidaria

Fisioterapia

Fisioterapia

La Escuela de Fisioterapia brindó, por segundo año consecutivo, un agasajo navideño a los niños y moradores de las parroquias de Caucho y Chicho en la parroquia de Zumbahua – Cotopaxi.

El pasado 19 de diciembre, cinco profesores y 35 estudiantes de la Escuela de Fisioterapia brindaron un agasajo navideño a 100 niños, de dos escuelas pertenecientes a las comunidades de Caucho y Chicho, ubicadas en la Parroquia de Zumbahua, en Cotopaxi.

Este gesto solidario de la Carrera de Fisioterapia con estas localidades rurales, se debe al trabajo continuo que desarrollan los estudiantes y docentes durante todo el semestre, mediante el proyecto de vinculación con la comunidad que mantiene con el Hospital Claudio Benati de Zumbahua, desde hace  cuatro semestres.

“La Escuela de Fisioterapia está desarrollando un proyecto de identificación temprana de anomalías del sistema neuromusculoesquelético en niños de entre 5 y 12 años, en las unidades educativas Benjamín Carrión y Nelson Torres Arroyo de las localidades de Caucho y Chicho. Al ver la gran necesidad social de este sector se lo escogió para realizar este agasajo”, dijo Marcelo Baldeón, Director de la Escuela de Fisioterapia.

En este festejo navideño se realizaron actividades lúdicas, se entregó un refrigerio y donaciones como: medicinas, regalos, juguetes y ropa que se recolectó en la UDLA  y en instituciones privadas que se sumaron a esta causa.

“Es muy importante la labor de los estudiantes de Fisioterapia de  la UDLA, porque se encargaron de recaudar fondos para regalar juguetes nuevos e insumos para más 100 niños de escasos recursos y así brindarles un detalle especial, a más de compartir un momento diferente en la pasada Navidad”, puntualizó Marcelo Baldeón.

Además de esta actividad navideña, los estudiantes y docentes de la UDLA dentro de una planificación semestral, colaboran  frecuentemente con trabajos y consultas de fisioterapia y visitan a enfermos crónicos de la Parroquia de Zumbahua en el programa denominado ‘Visita a Enfermos Crónicos’ (VEC), que reclutan a pacientes con problemas con discapacidad y enfermedad crónica.

Tanto estudiantes y docentes de la UDLA visitan Zumbahua cada 15 días, en donde atienden en promedio 25 pacientes en el Servicio de Consulta Externa y Hospitalización del Claudio Benati; además se tiene registrado que 72 pacientes de estado crónico  se benefician de visitas directas en sus domicilios, e indirectamente sus familiares directos quienes participan en los procesos de educación.