Los Límites para usar animales en la ciencia

Foto El Comercio

Foto El Comercio

Compartimos la noticia publicada por Diario El Comercio, en la que Manuel Baldeón, Director del Centro de Investigación Traslacional, busca iniciar la investigación sobre enfermedades infecciosas y metabólicas como la obesidad.
Mira la noticia original aquí.

El proyecto de investigación lleva cuatro años paralizado. El inmunólogo colombiano Manuel Elkin Patarroyo trabajaba en una vacuna ‘efectiva’ contra la malaria, pero un proceso judicial frenó su trabajo de años.

Sus primeros experimentos requerían de animales que solo se obtenían en la Amazonía de Colombia, Ecuador y Perú. Lo acusaron oficialmente de tráfico y las organizaciones defensoras de los derechos de los animales, de maltrato.

Pero esta semana, un tribunal autorizó al científico el uso de monos aulladores. Ahora la decisión debe tener el aval de otro organismo ambiental estatal para concretarse.

Patarroyo se ha dedicado durante más de 30 años al desarrollo de la vacuna contra la malariay en 1986 donó una primera versión a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El científico, citado por la Agencia AFP,  dijo que si no hubiera tenido esas trabas, la vacuna habría podido obtenerse en dos años.

Para la ecuatoriana Inti Alvarado, vocera de la Ley Orgánica de Bienestar Animal (LOBA),  los casos de animales de experimentación deben ser tratados con cautela, tras un análisis profundo que determine si en realidad el beneficio del experimento va a ser mayor al costo de autorizar el uso de cualquier animal. Además,  hacer un control riguroso sobre las condiciones de vida a las que son expuestos los individuos. “Hay animales que viven en verdaderas condiciones de esclavitud. Que nunca han visto la luz del día, porque se les ha negado la libertad y vivir según su naturaleza”.

El 23 de enero pasado, una Corte de Italia emitió una sentencia que fue tildada de histórica precisamente por el maltrato animal a más de 6 000 beagles en un criadero de animales para experimentación.

El proceso comenzó en 2012 y se determinó que los perros morían por falta de asistencia veterinaria y hacinamiento.

Tres de los cuatro acusados deberán cumplir condenas de entre un año y un año y medio.

La People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) incluso denunció el año pasado que en un laboratorio del Instituto Nacional de Salud, en Maryland, Estados Unidos, los monos eran criados con predisposición a enfermedades mentales y sufrían maltrato.

Para evitar que algo similar pueda ocurrir en algún momento en Ecuador se busca, a través de la LOBA, acoger las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal  para el uso de animales con fines científicos. No solo como sugerencias sino como acciones vinculantes.

Las recomendaciones del organismo se basan en una triada de eres (r): reducción, refinamiento y reemplazo. Es decir, utilizar el mínimo número de animales para el experimento. Evitar que se afecte a la vida de los animales y usar terapias para minimizar el dolor.
Además de la utilización de métodos alternativos que puedan aportar el mismo nivel de información del que se obtendría con animales.
En Ecuador, la experimentación con animales es aislada. Agrocalidad es el ente encargado de verificar que se cumplan las normativas necesarias para importar animales.

Hasta ahora solo existe un pedido hecho por la Universidad de las Américas, en Quito.

El trámite para conseguir dos ratones de laboratorio tardó un año, según Manuel Baldeón, director del Centro de Investigación Traslacional de esa institución. Los roedores, de Estados Unidos, serán usados para estudiar enfermedades infecciosas y metabólicas como la obesidad. La intención es conocer cómo actúan, para así hallar tratamientos que puedan ser efectivos.

Baldeón recordó que durante el siglo XX hubo un desarrollo importante de experimentos con animales. El resultado mayor fue en el campo de la salud – farmacéutico. Gracias a esas investigaciones se conoció, por ejemplo, cómo actúa la diabetes para luego tener la hormonade la insulina necesaria.

Código Penal

En Ecuador, el maltrato animal está sancionado.

Quienes incurran en este delito pueden ser sancionados con una pena de 50 a 100 horas de servicio comunitario. Pero si la persona mata a un animal como resultado de un maltrato, el artículo 249 del Código Penal establece pena privativa de liberad de tres a siete días. El uso de animales en peleas o su entrenamiento también es considerado un delito.