Estudiante de la UDLA gana premio latinoamericano de cine

One-off

One-off

Christopher Pozo, de 22 años obtuvo una beca en la Escuela de Artes Cinematográficas de Estados Unidos, además de un incentivo económico.

“La suerte no existe. Hay que plantearse metas y luchar para obtenerlas, con perseverancia, sacrificio y trabajo”, este pensamiento ha sido la base para que Christopher Pozo, estudiante de la carrera de Multimedia y Producción Audiovisual de la UDLA, obtenga el primer lugar a nivel latinoamericano en el concurso organizado por DIRECTV.

DIRECTV CINEMA+, es una iniciativa de esta empresa para promover el cine latinoamericano y difundir la formación de nuevos talentos cinematográficos en la Región. Dentro del mismo, la Universidad de Las Américas ha tenido destacada presencia. En el 2014, Pablo Fernández, creador del cortometraje el Chagra Andino, fue el ganador a nivel de país en este concurso.

Ahora, Christopher Pozo, obtiene el primer lugar en este torneo internacional con su cortometraje denominado “ONE –OFF”; una historia de amor de dos jóvenes que viven sus sentimientos a plenitud, aunque al final estos se ven interrumpidos por la muerte del joven, quien cuenta todo el romance desde la tumba.

Este producto audiovisual compitió con países de la Región como: Argentina, Chile, Colombia, Puerto Rico, Perú, Venezuela y Uruguay, los cuáles son considerados grandes productores y exponentes de cine. Demostrando que la calidad de la educación y el trabajo de los estudiantes UDLA tiene estándares internacionales.

Con solo 22 años de edad, Kristofh, como lo conocen en el mundo artístico, define este premio como el fruto del trabajo que ha realizado a lo largo de su vida y de los conocimientos adquiridos en la UDLA.

“El cortometraje lo hice en 4 días, en tres días lo grabe todo, y el último día edite el video y se realizó la exportación y subida del producto audiovisual al internet. Entregué el cortometraje una hora antes del cierre del concurso”, menciona Kristofh.

Como actores principales estuvieron él y una amiga suya. “Cada escena de la historia fue pensada con su rostro pues sería fácil hacerlo con ella, es talentosa, muy fotogénica con la cámara y además siguió un curso de actuación de niña. ¡Fue una gran ayuda!, en cada toma me daba ideas y actuaba muy bien. Existió buena química, tanto que en ciertos momentos se nos olvidó que estábamos grabando y parecíamos en verdad una pareja. Es que el secreto está en creértelo, en sentir y vivir cada escena como si fuera tu vida”.

La historia de este amor que perdura hasta después de la muerte, evidenció los conocimientos y gran talento de Christopher. Al ser reconocido como el mejor cortometraje de Latinoamérica, a través de los votos del público y de los criterios del jurado, consiguió además una beca para participar en el programa de verano en la Escuela de Artes Cinematográficas (USC School of CinematicArts) de la Universidad del Sur de California, Estados Unidos, una de las escuelas de cine más prestigiosas de ese país.

Este galardón además “permite romper estereotipos porque se demuestra que la producción ecuatoriana puede ser reconocida a nivel internacional y destacar frente a trabajos buenos de otros países”, señala Christopher. El video también permitió que la gente se enamore de lugares tradicionales de Quito como el parque La Carolina y el parque de Guápulo.

Este éxito es el resultado de su actitud decidida frente a la vida y de los conocimientos y técnicas adquiridos durante sus estudios. “Hace 2 años hago videos, en cada uno siento la emoción y la pasión de crear algo. Que la gente tenga estos sentimientos cuando lo vea. Y esto se debe a que ¡Amo lo que Hago!”.

Para Christopher, su formación universitaria ha sido parte de su crecimiento personal y profesional. “Los docentes han sabido complementarme, cada profesor nos entrega conocimientos y herramientas necesarias para cada trabajo”

El objetivo de que los estudiantes destaquen a nivel nacional e internacional se fomenta en toda la carrera. Paulina Donoso, directora académica de la carrera de Multimedia y Producción Audiovisual de la UDLA, señala: “Nosotros no queremos que los trabajos de los estudiantes se queden en las aulas, mostramos que son buenos y por ello siempre son expuestos y valorados por un público externo”.

El cortometraje presentado por Christopher fue hecho totalmente en inglés con subtítulos en español “Escogí hacerlo en este idioma porque es universal, así como el amor, el tema principal del video. De esta forma busque llegar a la mayor cantidad de gente que se pueda”, menciona Kristofh.

Cabe señalar, también, que el concurso tuvo entre sus finalistas a Esteban Erazo, otro estudiante de la carrera de Multimedia y Producción Audiovisual de la UDLA.

Este tipo de logros es un ejemplo clave que los estudiantes de la Universidad de Las Américas se encuentran comprometidos con lo que hacen, sus bases teóricas apalancan al enfoque práctico de sus trabajos realizados.