Docente y estudiantes de la FICA consiguen premio en Europa

laureate

laureate

David Pozo, docente de la Carrera de Ingeniería en Electrónica y Redes de Información y cuatro estudiantes de la Facultad de Ingenierías y Ciencias Agropecuarias (FICA), lograron el tercer lugar del concurso Laureate Award for Excellence in Robotics Engineering, con el proyecto SAMAYBOT.

Entre el 5 y 7 de mayo, se desarrolló el concurso Laureate Award for Excellence in Robotics Engineering, organizado por la Universidad Europea de Madrid y en el que participaron 43 universidades de todo el mundo.

Ángel Jaramillo, Marco Galarza, José Freire y Paola Posligua directores de carreras pertenecientes a la FICA impulsaron la participación de la UDLA en este concurso, conformaron el grupo de trabajo y brindaron la logística necesaria para desarrollar el proyecto SAMAYBOT.

De esta forma se designó a David Pozo, docente de la Carrera de Ingeniería en Electrónica y Redes de Información, para que lidere al equipo que estuvo conformado por los estudiantes Santiago Solórzano y Santiago Molina estudiantes de Ingeniería en Redes y Telecomunicaciones, Miguel Quishpe de Ingeniería Ambiental y Silviu Stroe de Ingeniería en Sistemas de Computación e Informática.

El concurso consistía en medir la calidad del aire, por lo que el prototipo SAMAYBOT, hizo una medición de cuatro compuestos químicos que se encontraban en el aire; especialmente por la contaminación generada por vehículos y demás contaminantes en el ambiente, que podrían afectar a la salud humana.

“El robot se llama SAMAYBOT, que es una mezcla de quichua, Samay, que significa aire, y la última silaba de la palabra robot. En base a las normas del concurso, nos enfocamos en la contaminación atmosférica actual, para esto se consideraron 4 compuestos químicos que son: SO2 (dióxido de azufre), NO2 (dióxido de nitrógeno), CO (monóxido de carbono) y O3 (ozono troposférico), los cuales nos permitieron evaluar la calidad del aire y los posibles efectos adversos que estos pueden tener en la salud de los seres humanos”, mencionó David Pozo, docente de la Carrera de Ingeniería en Electrónica y Redes.

El desarrollo del trabajo inició en octubre de 2014, dónde se preparó todo el sustento teórico que arrojó la propuesta de proyecto que se envió a España, para avanzar a la siguiente fase del concurso. En la fase inicial del concurso participaron 43 universidades y en enero se recibió la notificación de que SAMAYBOT sería parte de la final en mayo. Entre febrero y mediados de abril, el equipo armó a SAMAYBOT para ser parte de los seis finalistas de la competición.

“En el robot me encargué de la parte electrónica y de la programación del software del microcontrolador de SAMAYBOT. En la parte de back up de datos, implementación de tarjeta SD, del acelerómetro, la comunicación GPRS, para el envío y recepción de mensajes de texto. Todo esto con la guía del ingeniero David Pozo”, dijo Santiago Solórzano, estudiante de décimo semestre de Redes y Telecomunicaciones y Team Leader del proyecto.

“Mi papel en el proyecto fue construir lo que fue la estructura del robot, toda la parte mecánica. Construimos desde cero la estructura y lo hicimos utilizando acrílico e impresión 3D”, acotó Silviu Stroe estudiante de cuarto semestre de la Ingeniería en Sistemas.

Con SAMAYBOT, el equipo UDLA obtuvo el tercer lugar en el concurso Laureate Award for Excellence in Robotics Engineering, en el marco de una dura competencia con universidades de todo el mundo.

“El premio y el lugar que conseguimos me parece algo muy importante. Porque es la primera vez que la UDLA participa en un concurso como este y es el proyecto de entrada que elegimos para crear el Club de Robótica. Así que es gratificante ocupar el tercer lugar”, puntualizó Silviu Stroe.

“Tenía la duda de ver cómo íbamos a estar con la tecnología con otros países, pero me quedé sorprendido al ver que los equipos del primer mundo utilizaban la misma tecnología que nosotros, por lo que me llena de satisfacción el haber representado muy bien a la UDLA y al país”, manifestó Santiago Solórzano.

Pero además de la competencia, el viaje y la participación en el concurso hicieron que los cinco amigos del equipo UDLA crezcan como personas y como profesionales.

“Fue mi primera experiencia fuera del país. Tener la oportunidad de viajar a España, a la Universidad Europea de Madrid me hace sentir excelente, por lo que creo que no solo mi persona, sino todos mis compañeros, están motivados para seguir nuestros estudios fuera del país”, argumentó Santiago Solorzano.

“Creo que debemos mejorar en muchas cosas. Necesitamos generar recursos, para centrarnos en avanzar en investigación y tecnología, en las universidades. Para que tengamos más oportunidades como alumnos y poder ser mejores cada día”, refirió Silviu Stroe.

“Los chicos salieron muy contentos porque era la primera vez que se hacía este tipo de proyecto. Disfrutaron de la competencia y al regreso llegaron con otra perspectiva, quieren estudiar fuera y les abrió la mente”, contó David Pozo.

Redacción OMNIA