Hay un manejo bastante ligero de Twitter y Facebook en Ecuador

Redes Sociales

Redes Sociales

Compartimos la noticia publicada por Diario El Telégrafo en la que José Rivera, docente Udla, habla sobre las redes sociales en el Ecuador.
Mira la noticia publicada aquí. 

En la Ley Orgánica de Comunicación sobre los Derechos de la Comunicación se plantea que: “Los medios de comunicación solo podrán reproducir mensajes de las redes sociales cuando el emisor de tales mensajes esté debidamente identificado; si los medios de comunicación no cumplen con esta obligación, tendrán la misma responsabilidad establecida para los contenidos publicados en su página web que no se hallen atribuidos explícitamente a otra persona”.

Más allá de esto no hay otro punto que profundice sobre regulación de contenidos. “Hay un manejo bastante ligero de Twitter y Facebook en Ecuador cuando es una esfera totalmente pública que puede afectar a la credibilidad, al buen nombre y a la honra de las personas”, sostiene José Rivera, docente de la carrera de Periodismo y Comunicación de la Universidad UDLA.

Considera que es una plataforma en donde se generan discursos violentos y eso es preocupante porque no hay un uso adecuado.

“Las redes sociales fueron creadas para relacionar a las personas, para compartir mensajes positivos y para participar todos, en este caso, con conversaciones constructivas. Lo que vemos es que existe en este momento una polarización muy fuerte de la sociedad. Solo por citar un ejemplo, los videos y contenidos pueden ser compartidos sin ningún filtro y eso obviamente en manos de menores de edad termina siendo algo negativo”, dice.

Se refiere al video que fue subido a redes sociales en donde Angie, una joven guayaquileña, fue golpeada brutalmente por 6 mujeres durante más de 5 minutos. La agresión fue filmada.

“La viralización del video no aporta en nada positivo a la sociedad. Es importante que se vaya identificando qué se puede postear y qué no”, explica.

Las redes sociales tienen una característica de inmediatez y ubicuidad al estar en cualquier parte del mundo.

Esta característica a su criterio ha provocado que las personas den un uso bastante ligero y superficial de los discursos.

“Se desperdicia un espacio que puede ser valioso para construir un diálogo y llegar a acuerdos importantes, al menos para debatir (…) Es importante que sepan los chicos que cualquier cosa que hagan en el mundo digital va a afectar también en el mundo real”, puntualiza José, magister en Ciencia y Tecnología. (I)