Una campaña de ellos por ellas

Foto Cortesía Mundo-Udla

Foto Cortesía Mundo-Udla

¿Cómo podemos cambiar el mundo si solo la mitad de este se siente invitado o bienvenido a participar en la conversación?”, es la pregunta que formula Emma Watson en su discurso como Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas. Así nace la idea de la campaña He for She que busca involucrar a los hombres en la lucha por la igualdad de género.

La idea de la campaña no solo pretende acabar con la violencia y discriminación contra las mujeres, busca, además, liberar a los hombres de los estereotipos que recaen sobre ellos.

“Si los hombres no necesitaran ser agresivos para ser aceptados, las mujeres no se sentirían obligadas a ser sumisas”, dice Watson en su discurso. Una de las herramientas de esta iniciativa es un Kit de acción. Consiste en una guía para replicar la campaña en distintos lugares del mundo. Gabriela Romo, coordinadora académica de la Escuela de Hospitalidad y Turismo de la UDLA, organizó cuatro conversatorios para tratar el tema de la incursión de las mujeres en distintos ámbitos profesionales, como la política, el deporte, la gastronomía y el turismo.

En las charlas los expositores hablaron de sus experiencias y aportaron cifras sobre la situación de las mujeres en su campo laboral. Rosalía Arteaga, expresidenta del Ecuador, mencionó que este país ha sido un país pionero en la inclusión de la mujer, empezando con el primer voto de Matilde Hidalgo de Procel que, además, fue la primera médica del país. La campaña está alineada con los objetivos de ONU Mujeres, cuyo propósito es posicionar a la mujer como mediadora de paz.

Por otro lado, Rafael Jordá, coordinador académico de Marketing Deportivo de la Udla, afirmó que en los medios de comunicación, medios de comunicación, el 11% de las noticias deportivas presenta a las mujeres como protagonistas, pero las sexualizan.

Aunque las mujeres constituyan la mayoría de la fuerza laboral, como en la industria turística en América Latina (60%), para Gabriela Romo su trabajo no está valorado igual que el de los hombres. Además, comenta que existe un alto índice de turismo sexual en la región del que las mujeres son víctimas. Frente a esta realidad el objetivo de la UDLA es que al menos el 10% de hombres de la comunidad se sume a la causa. Según Gabriela, ya se han unido alrededor de 500 personas a la campaña y han logrado 912 seguidores en su página de Facebook. “Nos sentimos contentos por eso. No es por las cifras, sino porque hemos puesto un granito de arena”, comenta Romo.

Redacción Mundo-Udla