Un siglo de la Teoría de la Relatividad

Genética

Genética

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, habla sobre el siglo de la Teoría de la Relatividad.
Mira la publicación aquí.

Luego de años de trabajo, Albert Einstein postuló en 1915 lo que se llamaría la Teoría de la Relatividad General, sustentada en muchos de los estudios que él mismo hizo en 1905 sobre la Relatividad Especial. El postulado de la Relatividad generó lo que se denominó el fenómeno Einstein, un júbilo mundial a favor de un científico que auguraba mejores días en una sociedad acongojada por la posguerra.

Los titulares de los periódicos de la época calificaron a la premisa de Einstein como La Revolución Científica y Nueva Teoría del Universo. Justamente esto es la teoría de la relatividad, una compleja explicación del espacio, el tiempo y la gravedad en torno a la luz.

Su proposición trajo mucha discusión y posicionamientos ideológicos e incluso políticos. En lo fundamental, la teoría aseguraba que en el universo todo es relativo, excepto la velocidad de la luz; por lo tanto, el movimiento, la masa, el tiempo y el propio espacio, son relativos y dependientes de un observador y de la velocidad con que se desplaza un móvil.

En su famosa ecuación E=mc2, explica una profunda interrogante filosófica, es decir la transformación y flujo entre la materia y la energía; afirma que materia y energía son momentos de la misma cosa, por tanto, sustenta la infinitud de la materia y cuestiona el absolutismo creacionista del universo al reafirmar que la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

Por esta teoría, científicos antisemitas y, por supuesto, los nazis, trataron de descalificar a Einstein y hasta bloquearon con intrigas políticas su nominación y adjudicación del Premio Nobel (1921), que por cierto no le fue otorgado por la Relatividad sino por el efecto fotoeléctrico. A Einstein también lo criticaron dogmáticamente los científicos rusos. A 100 críticos a su teoría, les respondió que “por qué 100, con uno solo sería suficiente si no tendría la razón”.

Fue investigado por el FBI por posible afinidad con el comunismo. Lo desaprobaron religiosos porque su teoría “escondía el ateísmo”. Por su visión pacifista llegó a criticar posiciones de Israel en temas de las minorías árabes. Muchos de sus escritos fueron sacados al público apenas en el 2008.

Su fórmula sirvió para desarrollar la bomba atómica y él mismo se dolió de su uso. Científico poco entendido, murió en 1955 en Estados Unidos y, según su disposición, no hubo ceremonia alguna; entendió que él era una unidad de materia que se transformaría en energía.

A partir de Einstein la Física ha avanzado mucho, así como la interpretación científica del mundo. La Teoría de la Relatividad, luego de 100 años, nos sigue dando luz. (O)