Investigación genética se dificulta en el país

Foto Cortesía: Diario La Hora

Foto Cortesía: Diario La Hora

Compartimos el reportaje realizado por Diario La Hora al Instituto de Investigaciones Biomédicas UDLA.
Mira la entrevista publicada aquí.

La excesiva protección de la identidad genética en el país, debido al temor por un posible “saqueo biológico y del acervo genético”, dificulta la realización de investigaciones sobre los genes de los ecuatorianos.
Esto lo considera César Paz y Miño, decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad de las Américas (UDLA), quien ve como su proyecto de hace 30 años no puede avanzar sustancialmente por el “prejuicio de la identidad genética”.
Paz y Miño emprendió un estudio para determinar el origen genético de los ecuatorianos y su vinculación con poblaciones de otros países. El ‘mapa de semejanzas genéticas interpoblacionales’ busca determinar con quiénes están emparentados los miembros de las diferentes nacionalidades del país, más allá de lo que establecen los relatos históricos.
Hasta ahora se han recolectado muestras de ADN de alrededor de 200 personas, entre ellas identificadas como mestizas, otavalos y cañaris, confirmó Germán Burgos, investigador docente del instituto. Ya se han identificado, por ejemplo, que los mestizos provienen de amerindios, africanos y europeos.
Sin embargo, ese número es “muy bajo”, frente a proyectos que tienen miles de voluntarios donando su ADN, explicó. Los genetistas requieren más muestras para tener registros de diferentes culturas comparables con información de otros países.
Allí es donde surge un “problema tremendo”. De acuerdo a Paz y Miño existe el “prejuicio” de que no se puede tocar nada porque se podría hacer negocio con la información genética, lo que ha provocado un “aislamiento genético de los ecuatorianos”.
Es por eso que “tomar una muestra aquí es muy difícil, la gente desconfía”, comentó Burgos, genetista poblacional, quien es el responsable de revisar las secuencias genéticas dentro del proyecto.
Los investigadores seleccionaron 23 genes que sirven para la comparación. Son ‘neutrales’, no dan las características físicas de una persona. Se estudia tanto el parentesco paterno, a través del cromosoma Y, y la línea genética materna, con el cromosoma X.
Lo que se busca en cada población es una “firma genética”, que los diferencia de otros, especialmente en poblaciones aisladas que han estado en menos contacto con personas de otros continentes.

Inconvenientes
Desde hace alrededor de tres años se comenzó a identificar las dificultades para acceder a muestras.
“No es fácil para los investigadores. No participamos de los proyectos genéticos mundiales porque hay el prejuicio de que se va a usar el ADN. No queremos las patentes, pero sí quiero saber qué pasa con los genes del Ecuador”, explicó Paz y Miño.
La Asamblea Nacional inició el debate del Código Ingenios, en el que un capítulo se destina exclusivamente a la ‘investigación científica en la biodiversidad’.
“Con el Código Ingenios, el problema será peor porque dice que tienes que reportar todos los estudios a todas las instituciones involucradas. Se repite el esquema proteccionista absurdo de la identidad genética”, cuestionó el genetista.
La propuesta establece que, quien quiera investigar sobre recursos genéticos deberá “obtener la correspondiente autorización para el acceso”. Además, se crearía un Banco Nacional de Recursos Genéticos “para la guarda y custodia de los recursos genéticos del Ecuador”.
Además, quien haya recibido la autorización deberá suscribir un contrato y depositar un duplicado de la muestra recolectada en el Banco.

Diálogos
Paz y Miño conversó con Ximena Ponce (PAIS) cuando presidía la Comisión de Educación, donde se tramitó el proyecto. Allí se expusieron los problemas y las preocupaciones. La asambleísta confirmó que hubo aspectos que tienen que ser clarificados sobre la investigación genética para no demorar los tiempos en los estudios.
Uno de ellos es el proceso de autorizaciones para sacar del país las muestras genéticas que no se pueden analizar al interior. El planteamiento es que se regule a través de reglamento, porque en la Ley no se pueden establecer tiempos.
Ponce enfatizó que a través del Código lo que se busca es centralizar y organizar la información de investigaciones, así como establecer procesos claros, pero que puedan ser cumplidos por los investigadores. Por eso, considera necesario sentarse a discutir los aspectos pendientes previo al segundo debate del proyecto de ley. (AGO)
EL DATO
El mapa genético de los ecuatorianos también concluyó que existió migración a través del Pacífico porque hay rastros genéticos de Oceanía.