Experto en derecho constitucional visitó la UDLA

Derecho

Derecho

Marco Olivetti, catedrático y experto italiano en derecho constitucional, estuvo en la UDLA para dictar una conferencia.

El pasado 13 de enero, Marco Olivetti dictó la conferencia ‘El problema de los límites a las reformas constitucionales en el derecho constitucional’, dirigida a estudiantes y profesionales del Derecho Constitucional, en el Auditorio del Campus UDLA Park.

Marco Olivetti (Turin, 1965) es doctor en derecho constitucional y derecho público general de la Universidad “La Sapienza” de Roma (1995) y profesor catedrático de derecho constitucional en la Universidad LUMSA de Roma (desde 2014).

Ha sido investigador de derecho constitucional en la Universidad de Teramo (1998-99), profesor titular en la Universidad de Modena (1999-2001) y profesor catedrático en la Universidad de Foggia (2001-2014).

OMNIA tuvo la oportunidad de conversar con Marco Olivetti y profundizar sobre el derecho constitucional.

¿Las Constituciones o Cartas Magnas de los países buscan la igualdad y el bien común?

La igualdad es uno de los principios que caracterizan a las constituciones modernas y contemporáneas que inició con la Revolución Francesa. Entonces es improbable que exista una verdadera Constitución si en el principio de igualdad.

Otra cosa es lo que llamamos igualitarismo o Constitución igualitaria, que no solo reconoce el principio de igualdad, sino que busca trabajar para lograr una igualdad material y no solo ante la ley.

Aquí hay una diferencia muy importante, ya que la igualdad formal se basa en el principio fundamental de igualdad de todos ante la ley y la otra es la igualdad material, que en concepto es prácticamente imposible. Nunca la igualdad material  ha sido realizada y el único sistema que intentó algo parecido, pero siempre con atenuaciones, fue el comunismo ruso-soviético, hasta 1989-1990.

En este sentido es claro que cuando la desigualdad social es muy fuerte en políticas ordinarias o constitucionales, se construyen medidas para reducir la desigualdad. Se puede decir que la igualdad es importante pero no es el único valor en una Constitución moderna, ya que estas se caracterizan por equilibrar distintos principios y valores como la libertad, dignidad humana, separación de poderes, limitación de poderes, entre otros.

¿Cuándo se deberían hacer cambios en una Constitución?

La respuesta es muy compleja y articulada. En resumen se podría decir que el derecho o una Constitución sirven para reglamentar una sociedad y cuando hay cambios en la sociedad, la consecuencia debería ser un cambio en el derecho y por ende en la Constitución. Esa es una de las razones.

Otra causa podría ser, que las fuerzas políticas dominantes en cierto momento, consideran que los objetivos constitucionales o las técnicas de una Constitución, no son las adecuadas para el crecimiento de la sociedad.

Esas son las dos causas o motivos para alterar una Constitución y son muy diferentes. La primera es una exigencia de la sociedad para una adecuación del derecho y la segunda es una propuesta del poder político para promover cambios en la sociedad.

Es decir, los cambios se pueden dar por la evolución en la sociedad y la otra que los proyectos políticos intentan cambiar las reglas para evolucionar la sociedad.

¿Sería un problema para cualquier sociedad que existan cambios en la Constitución de cada proyecto político que la gobierne?

Es una buena pregunta. Aquí existen modelos diferentes por ejemplo, la Constitución de los Estados Unidos es una desde 1787 y ha sido modificada como 30 veces en más de 200 años. En otros casos como el ecuatoriano, no digo que se cambie la Constitución cada gobierno, pero si cada modelo político produce un nuevo sistema constitucional. Son dos modelos diferentes que existen en la realidad, pero pienso que lo mejor está en una vía mediana, es decir modificar algo porque la sociedad lo necesita y no porque un modelo político lo necesita porque eso es una muestra de inestabilidad.

Creo que el cambio en una Constitución debe darse por momentos de refundación, de guerras, de cambio social profundo y por cambios políticos radicales. No solo por el cambio de gobierno.

Un ejemplo claro es Alemania, que después de la II Guerra Mundial se refundó con objetivo claros y que cada cierto tiempo modifica sus normas, pero en base a la demanda del bienestar social.

¿El cambio excesivo de normas en una Constitución, qué imagen provoca de un país ante el resto del mundo?

Los expertos dicen que una Constitución que se mantiene proyecta la imagen de estabilidad y si hay cambios constantes, todo lo contrario. Es difícil dar un punto de vista de este tema porque siempre algunos cambios son necesarios. 

Redacción OMNIA