¿Cómo seleccionar una maestría de negocios?

¿Cómo seleccionar una maestría de negocios?

¿Cómo seleccionar una maestría de negocios?

“No selecciones una maestría por la tendencia del mercado en el corto o mediano plazo, escógela porque te gusta. La clave es hacerlo porque amas lo que haces”. Así opina Matías Santana, Director de la Escuela de Negocios de la Facultad de Posgrados de la UDLA.

Esta es una de las pautas para orientarse por la mejor opción al momento de elegir una maestría en el área de los negocios.

Otro de los tips es hacerse una proyección del futuro profesional, “¿dónde estaré de aquí en 5 o 6 años”, y de acuerdo a ello seleccionar la mejor opción, comenta Matías.

Analizar el perfil de ingreso es otro de los consejos a seguir al momento de la selección. Por ejemplo en el caso de la Maestría de Administración de Empresas con mención Dirección Estratégica de Proyectos de la UDLA, solo se puede ser candidato si se ha estudiado alguna Ingeniería, explica su Director, Carlos Artieda.

El tiempo también es un factor importante en el caso de la Maestría dirigida por Carlos. Él explica que a pesar de no ser necesaria una experiencia en proyectos si es importante haber laborado durante ese período mínimo. Esto, “porque en las aulas se necesita el expertise de haber interactuado con profesionales de distintas áreas”, detalla.

En otros casos como el del MBA también hay un tiempo mínimo requerido de experiencia laboral. Para Matías entre los 30 y 40 años es la edad adecuada para tomar este posgrado. Mientras que en la maestría en Administración y Gerencia Organizacional de la UDLA los estudiantes recién graduados de su tercer nivel pueden integrarse inmediatamente.

Precisamente, en el caso de estar en búsqueda de un MBA, hay que tomar en cuenta el momento perfecto para su selección. Lo recomendable no es tomarlo cuando un profesional acaba de ascender en su trabajo o cuando está por hacerlo. “Algunas personas piensan que la maestría es la solución a los problemas en su trabajo y no es eso sino adquirir una visión global de los negocios”, detalla Matías.

Por otro lado, es también importante conocer qué objetivos tiene cada quien en su vida profesional. Giovanni Bastidas, Director de la Maestría en Marketing de la UDLA explica que, por ejemplo, un constructor muy talentoso puede erigir los mejores edificios pero en algún momento va a necesitar venderlos. Entonces, proyectándose en ello, sería aconsejable que esa persona tomara la maestría para ampliar su conocimiento en mercadotecnia y cumplir su propósito de comercialización de sus productos.

Otro perfil ideal que cabe en esta maestría son los emprendedores de la pequeña y mediana empresa quienes necesitan estrategias de comercialización para hacer crecer sus negocios. Esto es aún más apremiante en época de crisis porque es el momento cuando mayor técnica de ventas se necesita.

Es por ello que en el caso de esta maestría el título de pregrado es indiferente ya que el marketing es una disciplina útil para cualquier tipo de profesional, puntualiza Giovanni. (DB)