Docentes de la UDLA participarán en la final de la Liga de Emprendedores Extraordinarios II

Docentes de la UDLA participarán en la final de la Liga de Emprendedores Extraordinarios II

Docentes de la UDLA participarán en la final de la Liga de Emprendedores Extraordinarios II

Gustavo Guerrero docente de la carrera de Ingeniería Agroindustrial y Alimentos y María del Pilar Mora, docente de la Maestría en Agroindustria con Mención en Calidad y Seguridad Alimentaria de la Universidad de las Américas, participarán en la final de la Liga de Emprendedores Extraordinarios II con su producto “Frutichocho”, concurso realizado por la Corporación Financiera Nacional (CFN). Este emprendimiento es una bebida a base de leche de chocho y pulpa de frutas, acompañado con galletas elaboradas a base de harina de chocho, un modelo de negocio sostenible y eco innovador dentro del mercado ecuatoriano.

Para nuestros docentes, este emprendimiento es fruto de horas de esfuerzo y dedicación, es por eso que en esta entrevista conoceremos a detalle todo lo que tiene que ver con “Frutichocho” y su marca madre AlimentArte®.

¿Cómo nace este emprendimiento?

“Frutichocho” nace de un primer desarrollo que se llevó a cabo en Europa en la maestría que realizamos en la Universidad de Barcelona, en donde ganamos un premio en eco innovación alimentaria por un producto similar a base de almendras. Al llegar a Ecuador y después de haber obtenido este premio y al ser una excelente idea decidimos poner en marcha el proyecto, pero esta vez con chochos.

Quisimos desarrollar un producto a base de leche de chochos, la cual no está explotada en Ecuador ni en ningún lugar del mundo, mezclándola con pulpa de frutas, lo cual le da un sabor refrescante. En este producto utilizamos el 100% del chocho, es por eso que la harina se la seca y con ella se hace las galletas las cuales son ricas en calcio proteína y hierro.

Una bebida de leche de chochos y pulpa de frutas, se creería que es algo impensado, ¿existía algo así en el mercado?

En el tema de la idea hay 2 aristas nos cuenta María del Pilar, la primera es que ella es intolerante a la lactosa, es por eso que se decidió elaborar un producto para personas que también sufren esta intolerancia, ya que en Ecuador no existe mucha variedad de productos. Y la segunda es que el chocho tiene un valor nutricional muy alto, tiene minerales que no encontramos en otro tipo de alimentos, sin embargo lo que lo hace especial es que tiene alta cantidad de hierro, normalmente para cualquier otro tipo de bebidas incluyendo los lácteos, se agrega este mineral al producto para aumentar su valor nutricional, en este caso Frutichocho ya lo tiene en una cantidad elevada, que equivale al 40% de hierro que una persona necesita en el día.

Este es un modelo de negocio sostenible y eco innovador ¿Cuáles son las características de esta línea de negocio?

Empecemos por la parte de eco innovador, ya que no existe un producto que tenga las mismas características que el nuestro a nivel de Ecuador, latinoamericano o europeo. En el tema de sostenibilidad, estamos aportando en una escala productiva, desde la perspectiva de que si bien no estamos compitiendo con leche, este producto tiene mayor beneficio con la población, ya que no proviene de una fuente animal como ganado lechero, el cual necesita muchas hectáreas y beneficia a pocos productores. En nuestro caso estamos hablando de 800 productores de chocho y cinco mil personas que se van a beneficiar de esta producción.

Por otro lado en Latinoamérica, varios estudios indican que más del 40% de la población, sufre intolerancia a la lactosa, y esto se remonta a varios siglos atrás ya que las Américas no fue un continente consumidor de leche de vaca, por lo que los alimentos que se encontraban disponibles en ese momento eran el chocho y el maíz, y con eso se alimentaban nuestros pueblos, inclusive antes del periodo incaico.

¿Por qué el chocho es un producto tan versátil y una fuente de alimento tan completo?

En una investigación realizada aquí en la UDLA, liderada por uno de nuestros investigadores el Doctor Miguel Baldeón, se encontró en el chocho una molécula que ayuda a disminuir el índice glicémico en los humanos, esto implica que las personas que padezcan de diabetes van a poder consumirlo sin problemas, siendo un producto saludable y muy beneficioso para ellos.

“Frutichocho” aporta a nivel nutricional con 6 gramos de proteína, por lo tanto equivale a un vaso de leche normal, con la diferencia que no tiene grasas animales y lactosa, además que nosotros endulzamos el producto con stevia, de esta forma contribuimos también a bajar el índice de diabetes, esto en función que en nuestro país, esta es la principal causa de muerte. Por esta razón buscamos bajar el índice glicémico con la presencia del chocho por lo tanto es un beneficio doble al no ser un producto con concentraciones de azúcar.

Ustedes son parte de los 10 finalistas en el concurso la Liga de Emprendedores Extraordinarios II de la CFN ¿Cómo ha sido la experiencia y por qué el éxito de “Frutichocho”?

En un inicio fueron 4.189 emprendedores con sus respectivos proyectos, después este número se redujo a 700, tiempo después en un evento en la Politécnica Nacional, previo a la Semana Mundial del Emprendimiento, quedamos solo 75, pasaron unos días y hubo otro corte en el cual quedamos solo 25 en donde recibimos formación con el Grupo Spurrier. Después de eso presentamos nuestra ponencia en Guayaquil, en donde orgullosamente quedamos entre los 10 finalistas del concurso.

Lo que buscamos ahora principalmente es el financiamiento, consolidarnos como uno de los proyectos punteros de la nación, si llegamos a ganar, con el premio invertiremos en la maquinaria de llenado y con la infraestructura para empezar a abastecer la demanda que nos han hecho algunas cadenas de supermercados.

¿Cuál ha sido el acompañamiento de la Universidad de las Américas con esta magnífico emprendimiento?

Primero que todo envío un agradecimiento a las autoridades de la carrera de Ingeniería Agroindustrial y Alimentos quienes nos han apoyado en tiempo, laboratorios y que han acompañado el emprendimiento desde el “core” de la carrera que es la innovación, por lo tanto mostrar a sus estudiantes con ejemplo y no en la teoría el valor de emprender un proyecto, vale más que cualquier otra cosa, además de ser un valor agregado para la carrera y la facultad.

María del Pilar comenta que se han realizado muchos de los ensayos preliminares en la universidad, fabricación de prototipos, esta es una ayuda inmensa para el emprendedor, ya que muchas veces los emprendedores no tiene recursos para poder desarrollar sus productos o servicios.

¿Cuál es el futuro de Frutichocho en el mercado?

Al momento ya lo estamos comercializando en ferias y en algunas tiendas especializadas en productos orgánicos en Cumbayá. Por ahora trabajamos en todo el tema de inversión para aumentar nuestra capacidad productiva que por ahora es muy baja.

En este momento ya tenemos presencia en el mercado con nuestra línea sport, este 5 de junio estaremos presentes en la Feria del Patio del Arupo, además de que el producto se vende en locales como “SuperFoods” en los galpones de la tejedora en Cumbayá.