Estudiantes UDLA proporcionan agua limpia para pobladores de Nono

Estudiantes UDLA proporcionan agua limpia para pobladores de Nono

Estudiantes UDLA proporcionan agua limpia para pobladores de Nono

Proporcionar agua limpia y apta para el consumo de los pobladores de San Francisco de la parroquia de Nono, es el objetivo de los estudiantes de la carrera de Ingeniería Ambiental y Remediación de la UDLA, quienes han ubicado un sistema de recolección de agua lluvia y filtros de purificación en 13 casas de la zona, beneficiando aproximadamente a más de 70 personas.

Este sector no cuenta con agua entubada y las personas deben comprarla en bidones; de lo contrario, recogen el líquido de los ojos de agua, que no es potable, y al ser recolectada en recipientes contaminados se infecta en la mayoría de casos con coliformes fecales, pues la población no tiene letrinas ni sistema de desinfección.

En la primera fase, 170 estudiantes de esta carrera ubicaron canaletas en los techos de los hogares, las cuales conducen el agua a un tanque de recolección de agua lluvia de 500 litros; luego el líquido pasa por filtros de purificación que cuentan con 4 granulometrías de Zeolita, que es un adsorbente que retiene cualquier tipo de metal, traza o suciedad, purificando así el agua. Esto permite a los pobladores contar con un suministro permanente de agua limpia.

“Este sistema está diseñado para soportar gran cantidad de agua lluvia y el material de las canaletas no se deforma. Los colectores permiten en un día de lluvia recolectar 500 litros”, señala Alejandro González, docente de la carrera de Ingeniería Ambiental y Remediación de la UDLA.

El pasado 10 de junio de 2016, en una segunda etapa, 45 estudiantes de Ingeniería Ambiental de la UDLA, realizaron el mantenimiento y limpieza del sistema, así como la ubicación, en cada uno de los hogares, de tanques de 20 litros, donde se realiza la clorificación del líquido, pues se detectó la presencia de coliformes, mediante este proceso de purificación el agua se descontamina. Estos tanques cuentan con una llave en la parte inferior y de esta forma se evitará que la gente introduzca recipientes contaminados.

Además, los estudiantes capacitaron a los pobladores sobre el proceso de descontaminación del agua. “En el laboratorio se identificó qué cantidad de cloro se debe ubicar en el agua, una dosificación correcta para matar a los coliformes fecales. Mediante análisis se determinó que por cada litro de agua se debe ubicar una gota de cloro y luego esperar por 30 minutos para consumir el líquido”, señala González.

Tomando en cuenta que gran parte de la población es adulta mayor y no sabe leer, la capacitación se hizo mediante colores, es decir, en el tanque cada cantidad tiene un color y según este se debe ubicar la cantidad de cloro.

Estos sistemas tienen como finalidad brindar a la población agua limpia y apta para su consumo. Además, se busca que lo implementado en San Francisco sirva, a largo plazo, como un modelo de gestión para replicarlo en otros barrios, mediante la unión de otras entidades de empresa privada.

Con esta iniciativa la UDLA busca mejorar la calidad de vida de los pobladores de esta comunidad y con ellos además emplear el conocimiento de los estudiantes de Ingeniería Ambiental al servicio de la sociedad.