Chile plantea nuevos retos a los estudiantes de Negocios Internacionales

Megamercados Chile

Megamercados Chile

Chile y Ecuador no tienen una fría relación de negocios. Al contrario su sociedad comercial ha abierto una gama de oportunidades que los han hecho aún más “compadres”.

Esta fue una de las ideas que se plantearon en el evento “Mega Mercados. Explorando el mercado de Chile”, organizado por la carrera de Negocios Internacionales de la UDLA, el 17 de junio de 2016.

Aprender de la experiencia chilena es uno de los retos que planteó a los asistentes, Gabriel Ascencio, Embajador de Chile en Ecuador. Con esto se refiere a las oportunidades generadas de los 26 acuerdos comerciales que el país sudamericano mantiene con otras 63 naciones.

Esta idea fue reforzada también por Fabio Villalobos, Agregado Comercial de Chile en el país, quien brindó una conferencia durante el evento. Para él es importante que en esta visión de apertura comercial participen todos los sectores económicos, es decir que no sea una imposición desde el gobierno sino más bien un consenso nacional.

Desde los años 70, explicó, Chile viene reforzando sus acuerdos comerciales y diversificando sus destinos de exportaciones e inversiones y productos con el fin de generar mayores oportunidades. Esto considerando que es un mercado relativamente pequeño con 17 millones de habitantes.

En cuanto a la diversificación de productos refirió que hace más de 30 años las exportaciones de Chile se enfocaban únicamente en el cobre. Con el pasar de los años han logrado ampliar esta oferta a otros productos, ocupando los primeros lugares de ventas en el mundo como es el caso de uvas, vinos, arándanos, salmones y truchas congeladas, entre otros.

Es así, entonces, que Ecuador tiene más oportunidades, ya que al momento, la mayor carga de exportaciones hacia Chile, se enfocan en el petróleo y sus derivados. “El 20% o incluso menos son de otros productos como camarones o palmitos”, puntualizó Fabio.

Los acuerdos comerciales se han reforzado paulatinamente y los aranceles han ido reduciéndose en un período de entre 5 y 10 años, lo que ha vuelto más sólida a la economía chilena, enfatizó el conferencista al tiempo que explicó que por eso estos tratados se los debe ver como de largo alcance.

Es allí donde hay existen varias oportunidades y varios estímulos por brindar a las compañías, especialmente a las Pymes, que, en el caso de Chile, representan el 64% de sus exportaciones. “Las empresas grandes también necesitan ayuda pero, de alguna manera, ellas se las arreglan solas”, dijo.

Ante este panorama la solución para los profesionales ecuatorianos es perder el miedo y arriesgarse a hacer negocios con una economía como la de Chile. Así concluyó el Embajador. “Los que quieran tener éxito deben dejar la timidez de lado. Tal vez fracasen nueve de 10 veces que emprendan pero de eso se trata”, aconsejó. Durante su discurso de apertura al evento destacó además que es necesario hacer negocios juntos considerando que los mercados de ambos países son pequeños, “hay que trabajar en conjunto para sobrevivir”. (DB)