Las oportunidades laborales para Ingeniería en Sonido y Acústica

sonac2

sonac2

Emprendimiento y oportunidades de negocios. Esta fue una de las conclusiones a las que se llegó en la mesa redonda: “Mercado laboral de la Ingeniería Acústica en Ecuador”, que se desarrolló en el marco del Encuentro Sonac 2016, edición solidaria, organizado por la carrera de Ingeniería de Sonido y Acústica de la UDLA.

El campo laboral para quienes se dedican a esta profesión es amplio y, al momento, hay demanda tanto en el sector de la construcción residencial y comercial, como en el control de ruido en las empresas, la salud y seguridad ocupacional y también en el desarrollo de estudios de grabación, de acuerdo a algunos ejemplos citados por los panelistas.

Los expositores coincidieron en que la actual legislación respecto al control del ruido es una de las oportunidades que existen para generar nuevos emprendimientos al promover el cumplimiento de la misma. Sin embargo a la norma le hace falta detallar la importancia de la prevención, según expresó David Tornay, uno de los expositores. Por ello, Milton Rivas, otro de los especialistas presentes, añadió que como profesionales es necesario participar para el mejoramiento de la legislación “allí también hay oportunidades”.

La falta de conocimiento sobre el tema acústico y la importancia del control del ruido son temas que también saltaron al diálogo durante el evento. Paúl Lozada, panelista, detalló que muchas veces los constructores confunden términos técnicos y no brindan criterios profesionales para solucionar problemas. “La acústica es un trabajo muy minucioso”, enfatizó.

Este mismo criterio lo comparte, Mauricio Ayala, expositor, quien cree que es necesario comenzar a educar a las personas sobre las necesidades acústicas. “No hay recetas, cada solución debe cumplir con un razonamiento técnico y para eso hay que basarse en la norma”, explica.

Éstas son, sin duda, oportunidades, más que amenazas, analizaron los panelistas. Como también lo es el hecho de que actualmente el mercado no sea profesional. “Muchos contratistas brindan soluciones acústicas como si fuera un producto que lo puedes encontrar en un autoservicio o como una receta de cocina y esto vuelve mediocre al medio”, detalló David. Por eso puntualizó en la necesidad de contar con profesionales capacitados como los que actualmente están comenzando a salir al campo laboral. “Es necesario tener ingenio y conocimiento, no se debe improvisar”.

Por otro lado y de acuerdo a un estudio realizado por Paúl, existen unas 90 000 empresas en Quito de las cuales el 45% conoce lo que es el aislamiento acústico pero pocas de ellas han contratado servicios profesionales para implementarlo. “La mayoría de empresas tiene problemas con el ruido y allí hay una oportunidad de negocio”, concluyó.

Otra de las oportunidades está también en el confort acústico y en cómo se lo puede considerar en las construcciones residenciales. Para el panelista Andrés Páez, la gente cada vez exigirá más a los constructores que hagan departamentos y casas donde se aísle el sonido de manera adecuada, esto a pesar de que no hay una norma que lo especifique. “Será la demanda del mercado lo que exigirá la contratación de profesionales para brindar este resultado”, expuso.

Edición solidaria

El Encuentro Sonac 2016 sirvió para recaudar fondos para las víctimas del terremoto del pasado 16 de abril a través del monto de inscripción que pagaron los asistentes. Lo recolectado, alrededor de USD 1 000, será canalizado a través de SOS UDLA para aplicar a los programas que la Universidad realiza al momento en las zonas afectadas. (DB)