El Centro de Psicología de la UDLA busca ser el mejor equipado del país

El Centro de Psicología de la UDLA busca ser el mejor equipado del país

El Centro de Psicología de la UDLA busca ser el mejor equipado del país

Una vez que se conecte el sistema de audio de las salas de observación, el Centro de Psicología Aplicada de la UDLA sería uno de los mejor provistos del país. Todavía no se tiene fecha para esta implementación pero está dentro de los planes.

Al momento existen dos salas con Cámaras de Gessel, es decir con espejos unidireccionados, para que alumnos y/o docentes puedan observar la terapia sin ser vistos. Esto permite una experiencia de aprendizaje más enriquecedora comenta Wagner Villacís, Coordinador del centro y Docente de Psicología de la universidad, ya que conecta cuatro salas de terapia.

En total, en el lugar ubicado junto al campus Granados, existen dos salas para niños, una para terapia familiar, dos para adultos, una para evaluaciones y una para reuniones.

Desde hace dos años además, el centro ha emprendido con un nuevo enfoque para ampliar los servicios. “Nos orientábamos solo en la atención psicoterapéutica con una concepción más individual”, cuenta Wagner. Ahora, en cambio, se realiza atención primaria como prevención, atención secundaria es decir terapia y también promoción de la salud mental.

Todo ello ha permitido que el centro crezca en cuanto a atenciones. Solo en los últimos 3 meses y medio se han realizado alrededor de 350 citas y desde hace cuatro semestres el índice de atenciones se ha incrementado en un 200%.

La modalidad de atención

El centro está abierto a la comunidad de la UDLA y también al público en general, que por un costo de USD 5 pueden acceder a una intervención psicológica.

Aquí se llevan a cabo terapias para familias, parejas, adultos, adolescentes y niños. “Hay casos de estrés que pueden generar síntomas físicos o psicológicos como ansiedad. También atendemos temas afectivos, de pareja. Las rupturas son un tema común”.

A ello, añade Wagner, también se atienden asuntos como patologías y trastornos como depresión o bipolaridad. Esos casos los toma un docente debido a su complejidad.

El resto es un trabajo conjunto entre un grupo de estudiantes de 8º y 9º semestre y profesores. “Los alumnos reciben el primer contacto de atención a través del teléfono y hacen un análisis para redirigir quien tratará al paciente”, explica Wagner.

Hay casos que los alumnos atienden solos, con la supervisión de un docente, y otros en los hacen la función de coterapeutas.

En el futuro

El centro planifica ampliar aún más sus servicios para que los estudiantes, no solo de psicología clínica sino también de organizacional puedan hacer sus prácticas sin tener que recurrir a lugares externos a la UDLA para este fin.

Además se prevé sistematizar el proceso de registro para brindar una atención más ágil y construir indicadores de gestión y de efectividad de la terapia. (DB)