Parte última brigada de la UDLA para colaborar con las víctimas del terremoto

Parte última brigada de la UDLA para colaborar con las víctimas del terremoto

Parte última brigada de la UDLA para colaborar con las víctimas del terremoto

Hoy, viernes 8 de julio de 2016, salió el segundo camión con donaciones y la cuarta brigada de SOS UDLA para colaborar con las víctimas del terremoto del pasado 16 de abril en la Costa ecuatoriana.

Esta es la última brigada que viajará y su función será hacer una conclusión de los procesos pendientes. Sin embargo no es el fin de la ayuda sino más bien un “cierre de apertura” como lo define Cynthia Borja, Decana de la Escuela de Psicología de la UDLA.

Esto lo dice porque se prepara la firma de un convenio macro entre la UDLA y la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (ULEAM) con la cual se ha trabajado en conjunto en todo el proceso de intervención, explica María Isabel Salvador, Directora de Relaciones Externas de la UDLA.

Con esta relación se pretende “establecer mecanismos de colaboración permanente a través de proyectos donde participen carreras como Medicina, Psicología, Arquitectura, Gastronomía y Turismo”, informa María Isabel. El objetivo final es aportar a la reconstrucción integral de Manabí.

Cuando se atendió la emergencia ya se planificaba lograr una ayuda en el largo plazo. María Isabel comenta que al inicio fueron los estudiantes, con la colaboración de la Universidad, quienes se organizaron para recolectar donaciones y enviar la ayuda. Sin embargo, la idea de las brigadas era trascender del momento de crisis y generar un aporte mayor, lo cual se consolida aún más con el tema del convenio.

La última brigada

En general, toda la ayuda que ha enviado la UDLA se concentró en el barrio Los Esteros en Manta, donde se trabajó con la población con atención médica y psicológica. María Isabel detalla que acudieron profesionales de esas áreas que son docentes de la Universidad y están preparados para afrontar situaciones de crisis.

La cuarta y última brigada está conformada únicamente por psicólogos ya que según Cynthia es la prioridad en este momento. “El grupo va con la intención de crear el espacio para futuras intervenciones y cerrar procesos que se han iniciado con diferentes personas en relación al manejo de crisis”.

El equipo de docentes ha realizado terapias grupales e individuales con niños y adultos “para brindarles apoyo y demostrarles que sus emociones de ira, tristeza… son normales”. Cynthia detalla que durante todas las intervenciones se otorgó a la población elementos para que se sientan seguros de regresar a casa y para canalizar sus emociones.

Si bien tienen una planificación de las actividades que los psicólogos llevarán a cabo en Manta en estos días, Cynthia manifiesta que es necesario tener ciertas flexibilidad en los procesos por hechos que pueden suscitarse en el momento como las últimas réplicas que se han sentido en los lugares anteriormente afectados. (DB)