Docentes del CUEC de la UNAM imparten talleres de Cine en la UDLA

Cine

Cine

Docentes del prestigioso Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM (CUEC), visitaron por dos semanas la Universidad de las Américas, para impartir diversos talleres a nuestros alumnos de la Escuela de Cine, reafirmando nuestro compromiso de calidad y cooperación con las mejores universidades del mundo.

Cabe señalar que el CUEC es la escuela de cine más antigua de América Latina y sin duda una de las instituciones más importantes de enseñanza cinematográfica en la actualidad. Para profundizar más acerca de este proceso de cooperación entre la UDLA y la UNAM, hablamos con el docente del CUEC Miguel Ángel Rivera, quien nos contó más acerca de los talleres.

¿Cuál ha sido su experiencia al trabajar con los chicos de la Escuela de Cine de la UDLA?

Ha sido realmente una experiencia muy buena, hemos venido un equipo de cuatro profesores del CUEC el cual es parte de la Universidad Nacional Autónoma de México, la escuela de cine decana de América Latina, nuestra institución fue la primera escuela que se fundó en el año de 1963 y donde se profesionalizan los estudios cinematográficos.

En cuanto a la experiencia en la UDLA, ha sido muy interesante poder compartir la experiencia y el trabajo que tenemos en México con los estudiantes de cine de la Universidad de las Américas, hemos encontrado una gran receptividad y una vocación de trabajo concentrado y riguroso que hacen que este tipo de experiencias de intercambio sea muy provechosas para la formación de los estudiantes.

¿Cuál es el aporte que puede generar este tipo de cooperación bilateral entre universidades?

Una de las cosas que notamos cuando llegamos al Ecuador u otros países de Latinoamérica, es la fuerte influencia que ha tenido el cine mexicano, desde su época de oro, que ha sido siempre un referente, es por eso que este tipo de encuentro tiene como fin sintonizarnos, ya que de alguna forma estamos tratando de representar al hombre latinoamericano, su manera de vivir, de amar, de relacionarse, ya que tenemos muchísimas cosas en común, además también es una forma de conocernos entre nosotros.

En este momento por ejemplo estamos grabando una escena de violencia urbana, algo que compartimos muchas de las capitales latinoamericanas, de esta forma el trabajar entre nosotros, nos sirve para conocernos un poco más y a través del cine crear una imagen más certera, más precisa de lo que somos en este momento los latinoamericanos.

En un mercado pequeño, cinematográficamente hablando como el de Ecuador, ¿cuál sería el camino para posicionar al cine de una manera más robusta?

Este es un problema por el que atraviesa el cine latinoamericano y también de diferentes países del mundo, que no son el cine que se realiza en Hollywood y que se distribuye de una manera industrial. Lo interesante es pensar que los estudiantes están formándose para poder hacer películas, en el formato tradicional, pero el lenguaje cinematográfico los capacita para acceder a una serie de medios, como es la televisión, la producción de series y últimamente algo que está teniendo auge, los productos audiovisuales en la web.

Evidentemente si hay una serie de dificultades, especialmente para hacer una película e insertarla en circuitos de distribución, pero afortunadamente se han abierto muchas más posibilidades, y los estudiantes de la UDLA a futuro podrán ser parte de esta nueva oleada de productos audiovisuales.

Finalmente, ¿cuáles son las perspectivas que se tiene en este vínculo de cooperación que ha surgido entre la UNAM y la UDLA?

La idea es estar volver a venir, por lo menos una vez al año, a dar estos talleres de actualización, los cuales son muy concentrados e intensivos. Nos vamos con una impresión muy positiva de la receptividad de los estudiantes y de la UDLA como institución, en relación al trabajo que nosotros estamos haciendo, creo que eso va a sentar las bases para que esta colaboración se prolongue en el tiempo. (CG)