La voz de una estudiante de la UDLA cautiva al Ecuador

Foto cortesía: Doménika Blanco

Foto cortesía: Doménika Blanco

Doménika Blanco nos recibe en su casa a las ocho en punto, temprano en la mañana. Últimamente tiene muy pocas horas disponibles. Entre su trabajo como instructora de canto, sus estudios de Música en la UDLA y, lo que ocupa su mente estos días, su participación en el programa de televisión La Voz.

Ella lo confiesa, no pensó ser parte del show pero el apoyo de su familia la animó. Claro, la organización de horarios no fue fácil, especialmente hasta hace poco, que estaba en época de exámenes de la u.

Con una sonrisa y un toque extra de encanto nos da la bienvenida a su casa y comienza a contarnos sobre sus sueños, sus planes y lo que actualmente le da forma a su vida.

Lo primero, La Voz. Cuenta que en su primera participación en el show tenía muchos nervios y que la adrenalina aumentó aún más cuando los cuatro coaches dieron la vuelta a su silla -dos de ellos a los pocos segundos- mostrando gran interés en su interpretación de Wrecking ball, de Milley Cyrus.

Pero, ¿cómo comenzó todo?

Doménika, o mejor dicho Do, canta desde niña. Esa siempre ha sido su pasión. Por eso se inscribía a los coros en su colegio, a los talent shows, al evento navideño… Incluso cuenta que cuando todavía estaba en primaria los integrantes de la banda de secundaria le invitaron a tocar con ellos y aceptó porque quería estar involucrada con la música.

Entonces, y más conocida como “la chica que canta”, al terminar el colegio, ya sabía cuál era su siguiente plan: estudiar Producción Musical.

El intermedio

Pero los planes no siempre resultan como los soñamos y eso le pasó a ella. Tuvo que trabajar durante un año así que consiguió un puesto como recepcionista. Su gran carisma vuelve verídico lo que dice: “Lo disfruté mucho”. Y sin duda fue así porque al poco tiempo le dieron la oportunidad de crecer en la misma empresa a un puesto en otro departamento, con mejor sueldo pero con una condición: que estudiara Marketing.

Cuando Do habla se le ve muy agradecida con la vida y con las personas que por ella han pasado. Quizás por eso decidió aceptar el ascenso en su trabajo. Así que llegó a la UDLA, dio el examen para ingresar a esa carrera y aprobó.

Los días que le siguieron fueron de reflexión. “¿En realidad quiero pasar mis días sentada detrás de un escritorio?”, se preguntaba y la respuesta era obvia. Lo que quería era dedicarse a su pasión, la música.

Así que fue a la audición en la Escuela de Música de la UDLA, y fue aceptada. En ese momento fue a su trabajo, agradeció mucho por la oportunidad que le brindaron, pero la rechazó e inició la carrera. Primera parada: Semestre 1.

El camino

De ahí en adelante todo ha sido un aprendizaje. Para ella la carrera ha sido como aprender otro idioma, porque estudiar teoría musical es darle forma a lo todas las notas que rondaban por su cabeza y que las aprendió empíricamente, como ella misma lo explica.

Etapa en La Voz

Pasar la primera fase ya fue un gran logro para Do. Pero seguir avanzando y ser seleccionada por su coach, Daniel Beta, tiene aún más valor para ella. Por eso está confiada en que puede llegar a la final, aunque, con humildad lo reconoce, sabe que está compitiendo con grandes talentos.  

Su confianza quizás se deba a que en todo el proceso ha tenido un “ángel” conocedor que le ha guiado. Su profe Jacqueline Hernández. Do nos explica que en la UDLA todos los estudiantes de Música tienen clases personalizadas y que aprovechó de ellas y de tutorías para mejorar sus presentaciones en La Voz.

Con cada presentación venía la evaluación de Jacquie, a quien le pedía su consejo. Ella le exige mucho pero también le da la confianza para que, por ejemplo, llegue con argumentos válidos donde los organizadores del programa y les diga que debe adaptar una canción a su registro vocal con el fin de brindar un buena interpretación.

Los planes

Definitivamente La Voz le ha cambiado la perspectiva del futuro. Así que por el momento prefiere esperar y no dar por sentado algún plan. Pero mientras se permite pensar en ciertos deseos que le gustaría volver realidad.

El primero y más urgente es decidirse por una especialización en la carrera de Música. Ya pronto pasará a séptimo y debe escoger. Su corazón está partido entre perfomance y aquello que siempre ha querido seguir, composición.

Si La Voz no cambia sus planes se plantea probar suerte en México. Siempre le ha gustado songwriting así que le parece una buena idea proponer sus canciones en ese, el mercado más importante de la música de habla hispana.

Sino aquí, en su país, también tiene sus proyectos musicales con los que piensa continuar.

 

Nos despedimos de Do y le deseamos suerte en esta nueva etapa del programa. Le preguntamos también cómo la apoyamos. Nos explica que el martes 26 de julio de 2016 serán las presentaciones en vivo y que podemos votar por ella con un mensaje de texto al 5533 con la palabra DO (solo mientras se presenta el equipo de Daniel Beta). (DB)