Ingeniería de Sonido alista el ambiente sonoro para graduaciones

Ingeniería de Sonido

Ingeniería de Sonido

Ya vienen las ceremonias de graduaciones de este semestre en la UDLA y el movimiento es intenso. Los estudiantes de Gastronomía preparan los bocadillos para el cóctel, el ensamble de jazz de la Escuela de Música se alista para su presentación durante el evento y los estudiantes de Ingeniería en Sonido y Acústica trabajan arduamente para que no haya fallas en todo lo que respecta al audio.

Justamente a ellos últimos los seguimos esta última semana para conocer sobre su trabajo “tras cámaras”. Su misión es coordinar el montaje de audio y dejar todo listo para los días de graduaciones, el 23 y el 30 de julio de 2016.

Son 12 personas entre estudiantes y graduados de la carrera además de sus coordinadores quienes están pendientes del sonido para graduaciones. No solo se trata de ver que funcione muy bien el sistema de audio para la ceremonia sino también que los instrumentos de los músicos estén a punto. Ellos también se encargan que la “banda sonora” programada para el evento suene perfectamente y en los tiempos adecuados. Es decir se trata de crear el ambiente sonoro ideal.

Para eso la Escuela se armó con un equipo que ya tiene experiencia en este tipo de eventos y que está formado por un productor, un asistente de producción, un stage manager, un técnico de grabación y los encargados de instrumentos, de logística, de tarima principal y de gestión de equipamiento.

Cada uno de ellos tiene su función asignada para el día del evento sin embargo todos participan en el montaje que se realiza los días previos. De hecho desde el miércoles previo ya comenzaron a poner en orden los equipos y hacer las pruebas de audio. Y para eso, claro, se armaron con chalecos y guantes con el fin de cumplir con todas las normas de seguridad.

Aproximadamente son cinco horas cada día que deben dedicar previo a las ceremonias para lograr que todo esté listo y deben hacerlo en horas adecuadas para no molestar a las personas que se encuentran en la universidad. Y el día del evento son los primeros en llegar y los últimos en irse, luego del desmontaje de los equipos.

Para ello es muy importante le gestión del equipamiento. Todos lo utilizado como los monitores, micrófonos, etc., deben estar correctamente inventariados y se debe llevar un registro estricto de lo que se utiliza.

Aparte del montaje, el grupo de trabajo realiza otras actividades como calibración, monitoreo, pruebas de sonido, grabación del sonido de la ceremonia para uso futuro, coordinación con los músicos para colocación de instrumentos, distribución adecuada de monitores, entre otras.

El cumplimiento adecuado de este cronograma de trabajo y el profesionalismo con el que trabajan los estudiantes en este tipo de eventos permite que las ceremonias sean un éxito a cargo de técnicos calificados en el ramo.

Si te interesa más sobre esta carrera visita el perfil de la carrera, aquí. (DB)