De Mendel a la edición de genes.

ADN

ADN

Compartimos el artículo de Diario El Telégrafo en el que César Paz y Miño, Decano del Instituto de Investigaciones Biomédicas, habla sobre la edición de genes.
Mira el artículo publicado aquí.

La Genética es una ciencia polémica porque se adentra en la esencia misma de los seres vivos, postula el origen de la vida, se introduce en la información individual, remite a posiciones éticas complejas y está en capacidad de manipular la información que viene en los genes. La preocupación por la herencia está presente en los seres humanos desde que existe la pregunta ¿por qué me parezco a mis padres? Pero como los avances científicos están ligados a la tecnología y esta última resultaba incipiente hasta hace poco, el aparecimiento de la ciencia Genética es reciente.

Mendel, padre de la Genética, postuló en 1863 que las características de los individuos se transmiten bajo leyes matemáticas y descubrió leyes que rigen la herencia, pero debieron pasar 50 años para que se lo valorizara. Incluso Darwin, quien al parecer habría conocido los trabajos de Mendel, no prestó atención y postuló su Teoría de la evolución de las especies, partiendo de datos físicos y comparaciones. Hoy sabemos que la selección natural de Darwin, es selección de genes. (En la actualidad el evolucionismo en Genética se fundamenta en la llamada Teoría Sintética de la Evolución).

Recién en 1909 el danés Wilhelm Johannsen descubrió que los genes están dentro de los cromosomas, cuyas funciones habían sido ya resaltadas por Nattie Stevens. Con el estudio de los cromosomas se entendió y explicó la herencia, y cantidad de enfermedades. Luego, en 1953, Watson y Chrick postularon la estructura del ADN: la base de la Genética moderna. Para 1966 se descubrió la secuencia genética y su relación con aminoácidos y proteínas. A partir de la investigación del ADN y sus funciones, continuaron los estudios hasta que se contó con la tecnología suficiente como para leer la totalidad del lenguaje de la vida. Así, hacia el año 2016, el genoma humano fue descifrado por un grupo de investigadores.

Con la secuencia completa, hace unas semanas otro grupo de investigadores ha postulado utilizar la técnica CRISP/Cas9 o de edición genética (borrar y reescribir genes), para sintetizar el genoma humano, lo que ha traído a la palestra la vieja discusión ética de la posibilidad de construir seres a la carta. Pero este recelo justificado, parecería que no es aún posible. No existe un protocolo aprobado para ello ni se conoce de un comité de ética amplio que lo avale. El diseño de “hijos a la carta” no es una opción por la cual puedan optar las parejas y la humanidad debería pronunciarse sobre esta posibilidad, al igual que lo hizo con la clonación de la oveja Dolly y sus posibles malas prácticas.