Sector constructor debe optar por las tendencias mundiales

Foto Cortesía: Diario La Hora

Foto Cortesía: Diario La Hora

Compartimos la noticia de Diario La Hora en la que Julio Oleas, docente UDLA, habla sobre el declive en el sector de la construcción.
Mira la noticia aquí.

Ampliar el target para el que se construye o apostar a estrategias de edificaciones para arriendo son dos alternativas.

En un recorrido por cualquier ciudad del país, es difícil que los anuncios de venta de casas, departamentos, oficinas… pasen desapercibidos. La mayoría están pegados en las ventanas de los edificios sin importar su antigüedad. El panorama, más que un factor causado por una crisis económica, es un asunto de demanda de los bienes, explica el experto en construcción y académico de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), Héctor Sánchez.

“Las constructoras se dedicaron a un target de clase media alta que en algún momento se saturó”, explica el docente y arquitecto de profesión. En su opinión, la necesidad de vivienda viene ahora más de otros grupos sociales que no podrían comprar inmuebles con precios mayores a los 90 mil dólares.

Por esta razón, dice que es necesario explorar no solo nuevos mercados sino nuevas tecnologías para afrontar los retos actuales de este sector que, a escala nacional, demanda al menos 750 mil unidades de vivienda. En esta innovación, se incluyen nuevos materiales como los prefabricados que pueden ser la solución “para problemas que necesitan soluciones rápidas como la reconstrucción después de una catástrofe natural” como la suscitada el pasado 16 de abril, cuando se registró un terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter.

Indicadores

Una de las señales de que “existe un declive en el sector de la construcción” es según el docente de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de las Américas (UDLA), Julio Oleas, la baja demanda generalizada en el sector de la construcción que se da por la falta de dinero.

Esto, para él, se ve reflejado en las cifras que señalan que solo en Pichincha hay cerca de 20 mil viviendas que quedaron sin venderse. Otro de los indicadores es el decaimiento de las ventas en las ferreterías que son “el termómetro del sector”.

Por la complejidad de este sector económico, el académico opina que el país debería encontrar también una estabilidad política para que la economía pueda fluir de mejor manera y los bancos empiecen a otorgar créditos no solo para que la gente construya sino para que pueda hacer mejoras en sus casas.

El propietario de una distribuidora de material de construcción, Fernando Mena, opina que desde hace dos años las ventas no son las mismas. Han bajado por lo menos en un 30% o 40% con relación a los otros años. Para él, esto es un indicador de que el sector está en un mal estado y que requiere incentivos.

El presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon), Silverio Durán, recalca la importancia que tiene esta industria en la economía que representa el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) y emplea a más de 500 mil personas a escala nacional. Por esto, insiste en la dinamización del sector a través de la innovación no solo de materiales sino de técnicas.

Propuestas

Entre las soluciones que menciona Héctor Sánchez, están las tendencias mundiales que le apuestan a la rehabilitación más que a la construcción. A pesar de que esto se enfoca en la realidad de países europeos que tienen un crecimiento poblacional, en Ecuador también se podría aplicar si la construcción pasa de su estado tradicional (como se realiza ahora) a procesos industrializados.

De igual manera, Julio Oleas explica que uno de los comportamientos sociales que se han visto en los últimos años en ciudades como Quito es la densificación. Con esto se refiere a que las personas están empezando a migrar a los valles y abandonan la zona urbana. A esto, él lo considera como una oportunidad para que el sector público empiece a construir viviendas de alquiler.

Esta tendencia que se ha visto en otros lugares del mundo consiste en que el Estado construye soluciones habitacionales a menores costos y con menores riesgos de pérdida de inversión. Esto además de ser una alternativa para todos los estratos sociales sería una forma de reactivar el sector. (PCV)

Una vitrina del sector

Ayer inició la Feria Quito Construcción 2016 que se mantendrá hasta el domingo 11 de septiembre en el Centro de Exposiciones, ubicado en el parque La Carolina. De 15:00 a 21:00 se podrá encontrar stands de diferentes sectores de la industria de la construcción y además se llevarán a cabo charlas de expertos internacionales que hablarán sobre los retos de esta parte importante de la economía nacional.

El Dato

El crecimiento de demanda de vivienda anual es de 56.000 casas.