Tak: el estudiante japonés que quiere promocionar al Ecuador como destino turístico

tak

tak

Takashi Yoshida llegó al país hace dos años, en el 2014. Prefiere que lo llamen Tak, estudia Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras en la UDLA y, por el momento, está seguro de que Ecuador es su hogar y que se quedará por mucho tiempo.

Su historia

Su papá, un estudioso de la historia de nuestro país, le recomendó que visitara el Ecuador ya que él anteriormente había venido a estudiar español y a hacer investigación. Tak hizo caso. Llegó con la intención de estudiar español, como su padre, pero en su vivencia diaria descubrió que el país contaba con recursos naturales y culturales para ser descubiertos y visitados por los turistas.

Por eso a sus 42 años ha retomado los estudios universitarios con la carrera de Turismo. El primer semestre lo inició hace apenas pocas semanas (septiembre 2016) y si bien el idioma a veces le parece un reto a superar también sabe que puede confiar en sus compañeros quienes le ayudan cuando no entiende algo. Sus clases de español, que las continúa recibiendo, también ayudan.

Tak estudió previamente Música en las universidades de Texas Christian University y en Berklee Collegue of Music, en Estados Unidos, país donde vivió 10 años. Esa es su pasión junto con la educación. Por ello dedicó parte de su vida a enseñar este arte e inglés a niños de escasos recursos en India, país donde permaneció por dos años.

El turismo

Ahora su nueva ruta de vida está en Sudamérica, específicamente en Ecuador con su nueva pasión, el turismo, aunque no ha descartado ni la música, ni la educación. “Mi tarea para el futuro es encontrar la relación entre ellas”.

El Cotopaxi o el Centro Histórico de Quito son lugares que le apasionan y que definitivamente quiere que más personas conozcan. “Cuando yo vi por primera vez el Cotopaxi sentí como que estaba en Japón, en el monte Fuji. Tenía sentimientos encontrados porque mi familia tiene una cabaña cerca así que me recordó a ese paisaje”.

Al finalizar la carrera su plan en convertirse en guía nacional para ofrecer sus servicios a turistas de Japón o Europa ya que habla japonés, inglés y ahora español. “Esa es mi fortaleza”, dice, refiriéndose a los idiomas. Le gustaría enfocar sus tours en Quito ya que considera que es un lugar lleno de historia.

Para él, Ecuador es único y su meta es promocionarlo y por eso se esfuerza en cada clase para aprender más. “Creo que solo en este país existen cuatro regiones: las islas, la Sierra, la Costa y la Amazonía. Además puedes aprovechar para conocer muchos lugares en pocas horas. Y eso no es posible en otras naciones”.

Para cumplir sus metas sus compañeros de clase son un punto clave. Tak es el mayor de todos pero trata de mantener su espíritu joven a pesar de la brecha generacional. Ellos le ayudan especialmente con el español ya que requiere doble esfuerzo para captar todas las ideas en clase, tomar notas y participar. “Para los estudiantes nativos no es tan difícil hacer todas esas actividades a la vez, pero yo no puedo. Solo escucho, solo tomo nota o solo participo. Como extranjero debo trabajar tres veces más que el resto de alumnos”. (DB)