20 de octubre Día Internacional del Chef: Los profesionales que miman nuestro paladar

Gastronomía

Gastronomía

Cada 20 de octubre desde el año 2004 se celebra el Día Internacional del Chef, reconocimiento que nace por iniciativa de la Asociación Mundial Culinaria, WACS (World Association of Chefs Societies) con la finalidad de promover esta maravillosa profesión cada día más en auge y para crear conciencia de su gran importancia y contribución en el mundo.

No hay duda que los profesionales de esta gran industria, son de los más apasionados y comprometidos con su trabajo, tanto en cuerpo y alma. Por esta razón entrevistamos a Gabriel Mena, quien se desempeña como docente en nuestra Escuela de Gastronomía y quien dicta varias asignaturas como Fundamentos de Cocina y Taller de Cocina 2, con quien tocamos varios temas.

Gabriel Mena

¿Cómo encuentras el panorama gastronómico actual? ¿Qué oportunidades existen para desarrollarse en esta industria?

Se podría decir que la industria está pasando por una fase de transición, por esta razón mucha gente está optando por emprender en temas gastronómicos, ya que al hacerlo se puede generar un ingreso en efectivo inmediato. Creo que como oportunidad la parte de la cocina siempre es buena, si lo haces con criterio y con una estrategia, algo que no recomiendo es hacerlo sin experiencia previa, abrir un local haciéndolo desde el desconocimiento culinario, generalmente termina mal.

Una persona debe estudiar, debe aprender, y ganar cierta experiencia, para luego si dedicarse al negocio y de esta forma emprender con inteligencia. La idea de los planes tanto a base de estructuras públicas como Municipio y Gobierno es que el turismo sea uno de los principales ingresos del país y en ese contexto nosotros estamos ahí, lo cual nos dice que esta industria va a seguir creciendo.

¿Con que se encuentra un nuevo alumno al entrar a la Escuela de Gastronomía aquí en la UDLA?

Primero la escuela es sin duda una de las mejores del país, los chicos entran en contacto con todos los profesionales que trabajamos aquí, se encuentran con los mejores equipos del país, en lo que son talleres, instalaciones y tecnología. Ahora en temas de docencia tenemos excelentes chefs, algunos son los mejores del país sin duda, representativos no solo a nivel nacional si no también internacional.

Debemos destacar que el perfil no solo se centra en la parte culinaria, si no también va por el lado del servicio y la parte administrativa, para que se puedan desenvolverse en el área de su preferencia fortaleciendo lo que será la vida profesional.

¿Cómo consideras que se debe fortalecer el posicionamiento de nuestra gastronomía a nivel internacional?

La gastronomía ecuatoriana tiene un potencial gigante, creo que la cultura gastronómica en países vecinos ha sido vendida y promocionada de mejor forma en temas de inversión e imagen. Creo que en nuestro país existe mucha competencia y celo profesional, entonces sí solo nos centramos en competir entre nosotros, no vamos a poder preocuparnos en sacar nuestra cocina adelante.

Sin duda que nuestra gastronomía debe convertirse en una de las cartas de presentación del país, para eso creo que toda la industria debería estar alineada.

¿La cocina es un arte o una ciencia? ¿O un poquito de las dos?

Es una mezcla de los dos, no podemos decir que es solo ciencia porque necesita esa parte de creatividad, la parte artística también se debe llevar a cabo. La fusión entre lo científico, lo químico lo palpable y la parte creativa es vital, un gran chef es aquel que le mete emociones a su arte y que tiene el conocimiento profesional y científico de porque pasan las cosas para que siempre esté todo controlado.

¿Qué consejo le podemos dar a un estudiante que quiere abrirse camino en esta industria?

Tres consejos, el primero que aprendan a comer, desde una perspectiva cultural ya que es muy importante dentro de esta profesión, y no necesariamente a lugares caros, si no lugares que enriquezcan. Si no tienes dinero para irte a restaurantes caros, puedes empezar conociendo las 10 mejores huecas de la ciudad.

Segundo que se preparen porque en esta industria se trabaja mucho. Si desean ser buenos profesionales se tienen que esforzar mucho para que después se puedan construir un nombre. Y Desde el inicio encontrar ese objetivo que te mueve desde lo profesional a futuro.

El tercero es la pasión por investigar, con todo lo que tiene que ver con la parte gastronómica, tanto a nivel local como lo que pasa en el mundo, esta industria se mueve todo el tiempo, nuevo contenido y nuevas tendencias.

Además que se nutran y que aprovechen muchísimo las pasantías y las prácticas profesionales que tienen por delante. (CG)