Andrés Mejía Acosta presentó conferencia: Manejo Político de la Bonanza Petrolera en el Ecuador

Este pasado 28 de octubre en el Auditorio del Campus Granados, se llevó a cabo la magistral conferencia, Manejo Político de la Bonanza Petrolera en el Ecuador, a cargo del reconocido investigador Andrés Mejía Acosta, experto en economía de los mercados emergentes, en un evento que contó con una excelente acogida por parte del público presente.

Mejía Acosta, es un científico político, abocado al estudio de políticas económicas de los mercados emergentes, actualmente trabaja como investigador en una de las universidades más prestigiosas del mundo, el King´s College de Londres, la cuarta más antigua de Inglaterra, en este contexto pudimos conversar con Andrés acerca de la conferencia dictada en la Universidad de Las Américas.

Poniendo en contexto su conferencia, ¿qué sucedió en el Ecuador en el período de la llamada Bonanza Petrolera?

Esta conferencia es una reflexión sobre como la abundancia de recursos fiscales por concepto de la venta de petróleo en un contexto de altos precios globales ha cambiado el manejo fiscal de las finanzas públicas en este país. Mi enfoque es observar el manejo político del cambio fiscal, es decir quiénes son los actores que se benefician de la bonanza adicional, los perjudicados y quienes finalmente tomaron las decisiones para crear estos ganadores y perdedores.

Se deben analizar las tendencias que han ocurrido en el resto de América Latina, sin embargo en el caso concreto de Ecuador, este estudió trata de indicar como ha cambiado la dinámica del manejo de estos recursos por parte del Presidente con sus Ministros de gabinete y la relación con los gobiernos sub nacionales o los autónomos y descentralizados.

¿Fue adecuado el modelo de gestión en esta bonanza?

Existe una situación interesante ya que por un lado además de la bonanza de recursos, el Presidente por situaciones históricas específicas, ha gozado de un partido mayoritario en el congreso que es algo que no sucedía desde los años veinte, cuando había un predominio liberal, por esta razón hemos pasado cerca de 100 años sin que exista un partido mayoritario, entonces la riqueza de los recursos alimenta la configuración del partido y de esta forma el partido alimenta el poder que tiene el Presidente para controlar el presupuesto.

Entonces dar una respuesta si fue adecuado o no el modelo de gestión se lo podrá hacer cuando podamos evaluar que ha ocurrido en términos de pobreza, justificación económica, inversión social e infraestructura a largo plazo. De lo que si podemos hablar es como la abundancia de recursos aumentó la capacidad del Presidente para tomar decisiones discrecionales, que no necesariamente se ajustan a las reglas, y como pudo compensar de manera más generosa a los ganadores y que en época de crisis castiga de manera más que proporcional a todo mundo porque de repente se acabó el dinero.

¿Qué sucedió con los mecanismos de ahorro?

La diferencia con otros países es que efectivamente  en Ecuador no se adoptaron mecanismo de ahorro, como los fondos de soberanía, fondos de estabilización, de pensión o de inversión. No hay un ahorro real, los déficits fiscales han continuado aumentando, el endeudamiento público externo también ha aumentado, entonces esos son aspectos negativos concretos que van a afectar el desarrollo de la economía de este país en los próximos 5 a 10 años.

¿Por qué para los jóvenes estudiantes, en este caso de la UDLA es importante saber a profundidad de esta etapa de bonanza histórica en nuestro país?

Hay 3 razones importantes, primero porque hay una serie de factores que colocan a los estudiantes de esta generación, los “millennials”, en un momento histórico de país que ha recibido una bonanza sin precedentes, un control político sin precedentes y una oportunidad de desarrollo sin precedentes, es necesario observar las oportunidades perdidas, porque directamente, los estudiantes van a empezar a tomar decisiones literalmente para replicar o  mejorar el modelo en un futuro.

Este tipo de estudios que combina la política y la economía,  no es solo un ejercicio de interés académico, si no es uno que influye directamente en la calidad de inversión pública y la calidad de la administración pública en las decisiones del gobierno, entonces estas son decisiones que los van a afectar directamente, en ese sentido que mejor que un estudiante tenga una posición de ser un protagonista.

Finalmente el tercer punto, es porque en lo concreto, más allá de las decisiones de futuro, hay cosas muy importantes que los estudiantes pueden hacer en el tema de pedir mayor transparencia fiscal, ya hoy por hoy no es fácil tener información confiable y accesible, por lo tanto estamos a nivel cero, si no tenemos información no podemos tomar buenas decisiones.