En la UDLA se proponen estrategias para hacer divertido el aprendizaje

Aprendizaje

Aprendizaje

Las clases en escuelas y colegios no tienen por qué ser aburridas. Al contrario hay un sinfín de estrategias que los docentes pueden aplicar para que sus alumnos aprendan de una manera distinta a la tradicional.

Esta fue una de las conclusiones de la segunda parte del Seminario 2016 para orientadores vocacionales que se llevó a cabo en el Auditorio del campus Granados el pasado viernes 18 de noviembre de 2016. El evento, denominado “Necesidades educativas especiales y la cultura inclusiva”, es parte de una campaña de vinculación con la comunidad que emprende la UDLA.

Fueron alrededor de 150 representantes de los departamentos de orientación vocacional de los colegios de Quito quienes participaron en esta ocasión y quienes pudieron acceder a una serie de estrategias para aplicar en el aula.

¿Karaoke en el aula? Sí, es una opción muy válida para el aprendizaje. Roberto Camino, Directivo de la Fundación Camino Especial y expositor del evento, propuso este recurso a los asistentes. Esta es solo una de las herramientas que nos permite la musicoterapia.

Otra de las estrategias que son útiles, pero que se deben usar de manera adecuada, son las tecnologías de información y comunicación. Pone de ejemplo el uso de Facebook o Whatsapp que pueden favorecer el contacto directo con los padres y el fortalecimiento del aprendizaje fuera del aula.

Por ejemplo si el estudiante debe aprender una poesía para un evento en particular un método adecuado sería colgar el texto en una página de Facebook, que se cree previamente y en la que se pueda crear una comunidad entre padres, maestros y estudiantes. Así sería más fácil acceder a la misma y tener disponibles ciertos recursos para facilidad de los padres.

También en Facebook se puede aprovechar para hacer una clase invertida. Es decir se cuelga un video el cual pueden analizar los estudiantes y luego se discute acerca del mismo en el aula, comentó Camino.

Whatsapp también puede ser una gran herramienta, sin embargo, puntualizó Roberto, hay que educar a los padres sobre su uso. Sí se puede crear un grupo pero en este solo se deberá enviar información relevante para todos los estudiantes. Si se quiere topar el tema deun alumno en particular lo mejor será comunicarse directamente con el profesor. Así mismo para los docentes puede servir para enviar comunicaciones directas a los padres sobre las tareas y actividades.

Existen además otras estrategias como el uso de colores o tarjetas de memoria para promover la recordación a través de la asociación.

En conclusión, el expositor destacó, que los docentes deben apropiarse del conocimiento e inventar una estructura para explicar los contenidos adaptándose a todos los niños incluidos aquellos con discapacidad. (DB)