La carrera de Agroindustria y el GADPP trabajaron en exitoso programa de capacitación en lácteos

Agroindustria

Agroindustria

Con la misión de fortalecer la producción de lácteos de pequeños productores, la carrera de Agroindustria de la UDLA y el Gobierno Autónomo de la Provincia de Pichincha diseñaron un proyecto de diversificación de productos lácteos en la Parroquia de Olmedo en Cayambe, basado en la transferencia de conocimientos y tecnología. La idea de este importante proyecto era ayudar a los pequeños productores a abrir su cartera de productos y ampliar su mercado, generando mayores ingresos.

Para conocer más acerca de esta iniciativa, conversamos con nuestro docente José Ignacio Ortín, quien ha liderado el proyecto en donde también se han involucrado a varios alumnos en todo este proceso de capacitación, aquí algunas de sus impresiones.

¿Cuéntanos acerca de este proyecto que se llevó en conjunto con el Gobierno Autónomo?

Básicamente se trató de una capacitación que se realizó con productores de lácteos en una zona de Cayambe, así como también con ganaderos. Por esta razón el Gobierno de Pichincha en esta intención que tiene de apoyar a los productores, organizó este evento que constó de una capacitación teórica en septiembre y en octubre, en donde también vinimos a los laboratorios de la UDLA, a hacer las prácticas con estos pequeños productores.

¿Cuáles eran los objetivos del proyecto?

Lo que se hizo fue capacitar para que los productos se puedan diversificar, es decir sacar productos nuevos y sobretodo desligarlos de las cosas típicas que se venían haciendo que ya están un poco saturadas, como el queso fresco, mozarela, manjar de leche o el yogurt. Por esta razón se planteó un curso que incluya productos diferentes, como quesos semimaduros, tipo gouda o dambo, además incluimos un queso chédar.

¿Qué rol cumplieron los alumnos de la carrera en este proyecto?

Hubo alumnos de la UDLA que estuvieron como ayudantes, no solo en tema de materiales si no que ellos me ayudaban a dar las clases teóricas, nos dividíamos en grupos pequeños, el primer grupo fue productores de leche y el segundo de lácteos, aquí el papel de los chicos fue muy importante, ya que al explicar el contenido teórico a los productores, ellos también participaron de forma activa, ya que muchos de ellos pasaron por la materia de procesamiento de lácteos.

¿La receptividad de los productores a los contenidos impartidos fue positiva?

Algo que destaco es que ellos estuvieron prestos a cumplir todas las reglas que la universidad tiene, que son estrictas, relacionadas a buenas prácticas para poder trabajar adecuadamente, manipulando el producto en los laboratorios. Algo que también destaco es que siempre estuvieron interesados, preguntando e interactuando con nosotros de forma muy positiva.

¿Cuáles fueron los ejes temáticos que se tocaron?

Se trabajó sobre una base teórica, que era manejo ganadero, es decir se dio una charla en donde se explicó el proceso para una adecuada producción de leche, en mi caso también impartí, fundamentos sobre la leche, procesos de la industria láctea, higiene alimentaria, BPM´s, además se hizo principal énfasis en prepararlos para todo lo que fueron las prácticas y como nos íbamos a organizar en los laboratorios y el análisis de la leche.

El cierre del proyecto

Este proyecto tuvo alrededor de 2 meses de duración, empezó en septiembre y la clausura se llevó a cabo el 18 de noviembre. Es importante señalar que se hizo una evaluación el día 11 de noviembre, la clausura consistió en organizar una cata sensorial de los productos presentados, en donde llegaron representantes y autoridades del Gobierno y de la universidad.

Finalmente es importante recalcar que el nexo entre la UDLA y el GADPP se da porque Carla Tapia, exalumna de Agroindustria de nuestra universidad realizó las gestiones para que este proyecto conjunto pueda cristalizarse(CG)