Curso sobre terapia novedosa para el dolor se dicta en la UDLA

La mayor causa de dolor de la población sería probablemente el síndrome miofascial. Y para curarlo la punción seca es uno de los tratamientos más efectivos y eficaces. Esta es una técnica que tuvo su boom en los años 90 sin embargo, en países como Ecuador, aun no es ampliamente conocida y utilizada.

Por este motivo, Orlando Mayoral, especialista en el tratamiento de este síndrome, visitó la UDLA para brindar un curso práctico a especialistas en Fisioterapia. Hablamos con él para conocer con mayor profundidad sobre este tema.

¿Qué es el síndrome miofascial?

Es la principal causa de dolor muscular y crónico en el ser humano. Es una patología que tiene tratamiento pero que no se incluye en la formación de los médicos,  por tanto en las pruebas diagnósticas no se hacen apropiadamente y por tanto no son tratadas adecuadamente. Eso se mantiene durante muchos meses o años  y el paciente termina lamentablemente sufriendo de dolor crónico.

¿Cuáles son los síntomas?

Dependen de la parte del cuerpo, pero el principal es dolor. También problemas relacionados a la función muscular como la debilidad y una menor tolerancia al ejercicio. Otro síntoma es la restricción de la movilidad de las articulaciones.

¿De qué se trata el tratamiento para este síndrome, sobre el cual están tratando en el curso?

Es un curso que consta de dos niveles. El primero tiene que ver con el diagnóstico porque si no se define bien, el tratamiento no tiene ningún efecto. Luego nos enfocamos en el tratamiento conservador (compresión manual, masaje, ejercicios de reentrenamiento muscular, láser, ultrasonido, etc.) y en otro más llamativo que es la punción seca.

¿De qué se trata la punción seca?

Implica utilizar agujas para atravesar la piel del paciente y entrar en el músculo de manera muy precisa, localizada y exacta en la zona responsable de los síntomas. Esa zona es la protagonista de este síndrome donde se contractura el músculo y que se conoce con el nombre punto gatillo miofascial. Allí es donde enfocamos el tratamiento.

¿Este tratamiento es algo muy común en España?

Sí. Ha tenido una evolución muy fuerte en los últimos años. Es una técnica relativamente novedosa. Los primeros tratamientos fueron en los años 40 del siglo pasado pero su gran eclosión ha sido a finales de los años 90. En ese sentido somos pioneros. La investigación que se hace sobre este tema procede en su mayoría de España aunque se está extendiendo como pólvora por todo el mundo.

¿Existen efectos secundarios?

Es una técnica de baja peligrosidad e incidencia pero los pocos efectos adversos que tiene pueden ser muy graves entonces hay que conocer bien cómo aplicar el tratamiento para no causarlos. Sin embargo los resultados son mucho mejores que con otras técnicas y se pueden observar en menor tiempo.

¿Y en el Ecuador, se pueden conseguir los insumos para trabajar en este tratamiento?

Normalmente usamos agujas de punción seca que son básicamente agujas de acupuntura a las que se les ha introducido una serie de modificaciones para facilitar su uso. Sé que esas agujas no están disponibles  en Ecuador entonces la  alternativa son las agujas de acupuntura que se pueden usar aunque son más endebles, tienen peor pulido, entre otras cosas.

*Orlando Mayoral es español con una amplia trayectoria en el campo de la Fisioterapia. Es también docente en universidades españolas como la de Castilla De La Mancha, Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona, entre otras así como instituciones educativas superiores de Suiza, Chile y Costa Rica. (DB)