La UDLA recibió a varios Food Trucks en sus instalaciones

Semana Food Trucks

Semana Food Trucks

Los Food Trucks son furgonetas preparadas para actuar como restaurantes rodantes, en Ecuador, principalmente en Quito, se han convertido en una alternativa gastronómica para los habitantes de la capital. Ha sido tanto el impacto de este modelo de negocio que hay varias plazas en la ciudad en donde solo se pueden encontrar Food Trucks vendiendo varios tipos de cocina, tanto nacional como internacional.

En este contexto la UDLA recibió en sus instalaciones varios Food Trucks para que los alumnos y los funcionarios de la universidad puedan disfrutar de una serie de opciones gastronómicas, aprovechando también la remodelación de nuestra cafetería. Entre los Food Trucks presentes destacamos a Columpio, Pizza Rodante & Wabisabi, Bajo Cero y Shio  UIO & Don Cafone.

Muchos de estos emprendimientos han sido llevado a cabo por estudiantes de la UDLA, por esta razón tuvimos la oportunidad de hablar con Shariff Ariss, quien es estudiante de nuestra carrera de Hospitalidad y Turismo. Este joven emprendedor quien tiene descendencia libanesa nos contó acerca de su negocio y de su oferta gastronómica.

“Vi que había un monto de Food Trucks en el mercado, pero todos eran de lo mismo, es decir pizzas, hamburguesas y demás,  por esta razón decidí mostrar quien soy y mis genes y emprendí mi propio negocio de comida libanesa” nos comenta Shariff quien llegó a la UDLA con su equipo para vender sus shawarmas, basados en una receta propia de familia.

“Mi negocio como tal se encuentra en “La Platea” la cual está ubicada en La Floresta, es importante señalar que como negocio quisimos ir más allá, por esta razón traje el Falafel el cual esta basado solo en garbanzo y que es una receta vegetariana,  para que conozcan y prueben un plato que es realmente delicioso”.

De esta forma muchos jóvenes como Shariff han tomado como opción el abrir su Food Truck un modelo de negocio innovador que ha tomado fuerza en la capital. Los tiempos han cambiado y las cocinas montadas no tienen nada que envidiarle a la de los restaurantes tradicionales, además este nuevo modelo de negocio ha abierto un nuevo campo el cual ha dinamizado la forma de salir a comer  de quienes habitamos esta ciudad. (CG)