Martha Alles en la UDLA: gestión por competencias

“Nadie renuncia porque se la ha dado demasiada motivación”. Y es que las relaciones laborales muchas veces se pueden emular a las de una pareja. Al principio procurarás darle toda la atención posible, comprarle regalos, tener lindos detalles… luego, aunque no en todos los casos, se va deteriorando.

Esta fue una de las explicaciones que dio Javier Burdman, quien compartió escenario con Martha Alles, para entender a “La gestión de recursos humanos con visión al 2020”, tal como se denominó la conferencia que ambos argentinos brindaron en la UDLA el 10 de mayo de 2017.

Martha Alles es una reconocida escritora sobre Recursos Humanos con cerca de 50 publicaciones a su cargo en las cuales ha generado diferentes propuestas para optimizar el manejo del personal como la gestión por competencias.

¿Qué son competencias?

La primera pregunta básica. Martha responde como: “esas características de personalidad devenidas en comportamientos que resultan en un desempeño exitoso”.

El tema es que las personas pueden tener el conocimiento en cierta área y ser eficientes en ese aspecto profesional sin embargo si no tienen las competencias adecuadas como: negociación, trabajo en equipo, manejo del estrés, automotivación no podrán completar con eficacia las tareas para las que fueron contratados.

Entonces, ¿qué hacer?

Martha propone trabajar en un modelo de gestión por competencias que son “procedimientos para alinear a los colaboradores en pos de alcanzar los objetivos estratégicos de la empresa”.

Al contratar haciendo una gestión de competencias la empresa garantiza el factor de éxito, aunque estos comportamientos no son fáciles de observar a simple vista e incluso pueden involucionar o  variar en el tiempo. Por ejemplo una persona puede tener la mejor actitud al comenzar en un trabajo pero puede contagiarse con la mala vibra de sus compañeros y cambiar afectando su productividad.

Los expositores aclaran, sin embargo, que no todo está perdido ya que las competencias son innatas pero también se pueden desarrollar si existe la voluntad del colaborador para ello.

La propuesta concreta

Lo primero es determinar si un colaborador tiene el deseo de cambiar un comportamiento determinado. Luego, desde el área de Recursos Humanos, el rol es de estratega, de gestor de las personas y del desarrollo del talento.

Martha propone opciones de métodos. Uno basado en el autodesarrollo, es decir que sea el mismo empleado quien decida cambiar y que desde Recursos Humanos se ofrezcan las guías necesarias para modificar ese comportamiento.  Otra alternativa, dice, es el método de entrenamiento experto, jefe entrenador o mentoring donde el líder asuma este rol.

Finalmente, y a partir de las investigaciones del centro de Martha Alles sobre Capital Humano, se propone el codesarrollo. Este método combina herramientas y acciones como un taller con el cual se motive a la persona a cambiar su comportamiento y que a partir de ello se genere un proceso de autodesarrollo, con base en la voluntad y deseo de cada colaborador por cambiar. (DB)