Economía en Pisulí: Docentes de FACEA presentan paper en Costa Rica

Las ganancias de los emprendimientos ubicados en el barrio de Pisulí (norte de Quito) no llegan a cubrir el costo de la Canasta Básica, son contadas las personas con educación superior que administran estos negocios y en la mayoría de casos las familias propietarias deben conseguir ingresos extras de otras fuentes de trabajo.

Estas fueron algunas de las conclusiones de la investigación en la que cinco docentes de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (FACEA) están involucrados. Ana María Aldas, María Elena Granda, Roberto Hidalgo, Marcela Pérez y Sascha Quint, son los autores de este estudio que se espera se publique en los próximos meses.

Con el fin de hacer un primer acercamiento a su trabajo, Marcela y María Elena, presentaron un paper relacionado  en el II Congreso Iberoamericano de Investigación sobre MiPyme, organizado en pasado abril de 2017 en Costa Rica.

Esta es una segunda parte de una investigación que ya se publicó en 2015 y de la cual quedaron pendientes ciertos aspectos que se ampliaron en este nuevo estudio. El punto de partida fue identificar: ¿cómo sobreviven estos pequeños negocios en este barrio de tipo urbano marginal?, explicó María Elena.

El tema es que se mantienen pero no crecen, son pequeños negocios en zonas bastante vulnerables. Las respuestas fueron, precisamente las mencionadas en el primer párrafo además de otras que se detallan a continuación y que las explica María Elena.

  • Son emprendimientos caracterizados como unidades económicas de la economía popular y solidaria pero en una etapa inicial y que deben desarrollarse.
  • Para eso requieren apoyo tanto de instituciones públicas como privadas.
  • Estos emprendimientos necesitan asesoramiento cultural y administrativo para mejorar su funcionamiento.
  • En estos negocios prevalece el trabajo sobre la acumulación del dinero. Es decir que es una alternativa para mantenerse en el día a día pero no necesariamente buscan aumentar se rentabilidad.
  • Apenas un 20% de estas empresas tienen ingresos que superan el valor de la Canasta Básica.
  • La mayoría de negocios están administrados por mujeres que además reparten su tiempo atendiendo las labores del hogar el cuidado de los hijos.

La intención es que este libro sirva para generar una base teórica para que los estudiantes de la UDLA puedan conocer la realidad de ese sector y continuar con proyectos de vinculación con la comunidad surgidos en el convenio que la Universidad mantiene con ese barrio.

Hace un año, de hecho, los alumnos de la FACEA ya realizaron capacitaciones en relación a la mejora administrativa, cuenta María Elena. (DB)