Salud en la comunidad, tema de debate en la UDLA

Divulgar buenas prácticas en salud desde el escenario académico fue el objetivo del I Congreso Internacional de Medicina centrada en la comunidad. Salud e interculturalidad, educación, arte, terapias alternativas, promoción de la salud, cuidados paliativos, prevención de riesgo obstétrico fueron algunos de los temas que se trataron en este evento que tuvo el apoyo la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Empoderar al individuo y hacerlo que sea quien decida sobre su salud es uno de los pasos a seguir cuando se trata de hacer promoción de la salud. Así lo afirmó Carmen Gallardo, una de las conferencistas internacionales en el evento, especialista en medicina preventiva y salud pública y parte del equipo docente de la Universidad Rey Juan Carlos de España.

Para la expositora la promoción de la salud difiere de la prevención e implica trabajar en todas las esferas alrededor del individuo: ambiental, política, social, económica… El tema, dice, es cambiar la mentalidad para resolver los problemas desde la visión de salud y no desde la enfermedad.

Una de las vías para ello es otorgando a los individuos la educación y opción para un descanso adecuado y las herramientas correctas para que puedan organizar su tiempo y evitar, por ejemplo, el estrés.

La conferencista puntualizó que desde el siglo XIX la educación sanitaria y la medicina se vuelven un solo cuerpo como concepción, sin embargo el problema es que se entiende desde la enfermedad y  no desde los hábitos de vida saludables.

Sin embargo, “la salud no se crea en los hospitales sino donde la gente vive y trabaja”, indicó Martha Rodríguez, Oficial de Comunicaciones de la OPS/OMS y conferencista en el Congreso.

Las personas, enfatizó, tienen derecho a la salud y a participar de forma individual o colectiva en la implementación sanitaria. Y para ello, lejos de la imposición de prácticas externas en las comunidades, se deben pensar en estrategias como la educomunicación que busca que la población adopte hábitos de vida saludables y que es uno de los ocho ejes primordiales de la Atención Primaria en Salud.

En la no imposición de patrones sanitarios coincide Victoriano Camas, Decano de Facultad de Psicología de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (ULEAM). Durante su charla destacó la importancia de generar proyectos de vinculación con la comunidad a través del cual se pueda cambiar el esquema de dominación, organicista y biomédico que no permite una verdadera integración y respeto al entorno.

Una herramienta para trabajar en las comunidades es, por ejemplo, el arte, puntualizó Martha. Para ella, esta es una alternativa que las personas puedan expresar fácilmente sus emociones, sus sentimientos y también sus dudas. Con prácticas como el teatro, se genera un entorno de aprendizaje y de diálogo de saberes. (DB)