Conversatorio en UDLA. El proceso del diseño en voces de expertos.

noticia9

noticia9

“Los sueños deben tener un buen chuchaqui”. Es decir que al levantarse al otro día sean realizables. Esta fue una de las frases que Hernán Orbea, arquitecto, compartió con los estudiantes de la Facultad de Arquitectura y Diseño durante los conversatorios que se realizaron del 7 al 9 de junio de 2017.

Esta frase la usó para contextualizar su ponencia en el conversatorio sobre “¿cómo diseñamos?”. Para Hernán, el aprendizaje es constante durante el ejercicio de la profesión. Por eso, dijo, hasta el momento ha descubierto algunos hallazgos en su vida profesional para la aplicación exitosa de proyectos, como que:

  • La gente siempre sabe lo que quiere. Por eso, los beneficiarios son comunidades bien entendidas.
  • El trato debe ser horizontal.
  • Las personas son el verdadero patrimonio.

Y es que la arquitectura, en realidad, se trata de abordar y resolver problemas. En eso coinciden Luciano Bonilla y Mauricio Moreno, Decanos de Arquitectura de las universidades Central y de Las Américas, respectivamente y quienes compartieron el foro con Hernán.

“El tema es tomar un problema y resolverlo a través del diseño tomando en cuenta diferentes variables como: la economía, la historia, la cultura, lo estético, el medio físico…”, comentó Mauricio a los estudiantes.

Esto de resolver problemas, además es una constante en nuestra diaria, comentó Luciano. De hecho, aclaró, que resolver los debería ser una actitud de vida. Sin embargo, para hacerlo, es necesario tener ciertas herramientas.

Una de ellas es la investigación. Destacó que es mejor hacer un diagnóstico de la realidad en la que trabajaremos, “no se trata de lanzarse al vacío”.

Conceptualizar, crear ideas propias también es un tema básico para Luciano que se aplica perfectamente a la arquitectura. Y en ello coincide también Mario Arias, quien participó en otro de los conversatorios que organizó la facultad.

Generar una identidad arquitectónica con base en la conceptualización es el primer paso para desarrollar un proyecto, detalló Mario. Y para explicarlo lo hizo a través de la muestra de algunos de sus obras. Una de ellas el restaurante Sake de Panamá, que se basó en el concepto de eternidad  = sora (cielo) + ku (duradero).

Tomar en cuenta las necesidades del cliente y trabajar a partir de ello y del contexto fue el consejo que Sofía Galárraga y Natalia Cornejo, arquitectas brindaron a los estudiantes durante los conversatorios.

Para eso compartieron su experiencia en el proyecto de la cervecería Indie en el cual trabajaron. Ellas debieron crear un espacio donde las personas pudieran compartir pero debían hacerlo sin afectar las instalaciones de una casa patrimonial en la zona de La Mariscal. Partiendo de esos supuestos determinaron las intenciones de diseño que compartieron con los participantes en el evento. (DB)