El negocio musical fue el tema del Music Think Tank en la UDLA

“La industria de la música va cambiando, va mutando por lo que no te puedes confiar de los casos de éxito previos”, señala Jorge Luis Bohórquez, compositor y productor musical. Esto lo dijo para explicar parte del escenario en el que se desarrolla el negocio de la música en Ecuador.

Ante ese contexto, lo mejor, será entonces presentar al público proyectos honestos, encontrando un nicho de mercado adecuado para cada músico, enfatizó el artista Israel Brito. “Lo que permanece nace del encuentro con lo personal”.

Ellos, junto a Renato Zamora, músico y creador de la plataforma Epicentro, fueron parte de uno de los foros que se realizó en el último Music Think Tank, organizado por la Escuela de Música de la UDLA, el pasado jueves 15 de junio de 2017.

Los tres músicos comenzaron hablando sobre sus experiencias personales. Desilusión, fracaso y decepción fueron algunas de las emociones por las que pasaron al tratar de vender sus proyectos en el mercado. Sin embargo, aprendizaje, iniciativa y creatividad rescataron luego del rechazo.

Y es que “los riesgos son lo más divertido que hay”, comenta Jorge Luis para explicar la manera cómo deberían enfrentarse al mercado. Aunque, para ello, lo primero es creer en uno mismo y en la propuesta que se presenta al público, aconseja Israel.

Hoy, los tres expositores llevan a cabo proyectos de calidad y que resuenan en la industria musical ecuatoriana y no dudaron en compartir algunos consejos con los estudiantes que asistieron a sus charlas.

  • “Si ustedes no se creen, nadie les va a creer. Y para lograr eso lo más importante es ser serio en tu trabajo, llegar puntual a los ensayos o trabajos… En este negocio si llegas tarde te cambian”. Renato Zamora.
  • “En la música no hay puerto seguro. Siempre hay la posibilidad de fracaso y uno debe estar preparado para eso”. Jorge Luis Bohorquez.
  • “Un artista es como una marca y por eso hay que construir los valores, la filosofía, que el músico quiere transmitir. El discurso, las fotografías, el logo… todo tiene que partir de allí.” Israel Brito.

La industria además presenta otro tipo de retos. Atrás va quedando el hecho de que sean los programadores de radio quienes decidan que suena y que no. Las redes sociales son ahora una vía para promocionar a los artistas. Por eso plataformas digitales como Epicentro de Renato Zamora se convierten en exitosas.

Renato mencionó que encontraron la manera de satisfacer una necesidad y de ajustarse al mercado. Ellos trabajan con bandas ecuatorianas y la distribución de sus contenidos la realizan a través de YouTube y Facebook, pero de manera orgánica, es decir no invierten dinero en publicidad digital. “Queremos llegar a una comunidad real que esté interesada en las propuestas musicales”, contó. (DB)