Estudiantes de Publicidad trabajan para Fanta

“Hay bastante talento. Nos vamos contentos con el trabajo”. Esa fue la afirmación de Jaime González, Director Creativo de Find a Sense, agencia que lleva la cuenta de Fanta en Ecuador, al concluir el workshop que realizaron con los estudiantes de las carreras de Publicidad y Multimedia de la UDLA.

Fanta presentó a los estudiantes un brief con el cual debían generar una propuesta creativa para que permita a la marca dirigirse al público adolescente.

Quienes mejor trabajen y presenten las mejores ideas serían los ganadores del taller y tendrían la oportunidad de trabajar para Fanta. “Hay algunas personas con las que nos contactaremos en el futuro para contrataciones”, comentó Jaime.

El objetivo fue que los estudiantes realicen un ejercicio lo más cercano posible a la realidad en una agencia de publicidad, donde los tiempos de entrega son apretados y la creatividad debe ser un desafío superado en el menor tiempo posible.

“Lo primero fue hacer entrevistas. Luego sacamos el concepto”, explica Erika Chacón, estudiante  de Publicidad, respecto al proceso que debieron seguir durante la jornada, que duró desde las 9:00 hasta 17:00 aproximadamente, el pasado sábado 17 de junio de 2017.

“Los jóvenes son como camaleones, van cambiando de idea y de parecer porque se adaptan a las personas con las que están, pero lo hacen con el fin de tener nuevas experiencias”, explica Kelly Vivanco, quien también participó en el workshop.

Sin embargo, en el camino no todo fue fácil. Los representantes de la marca estuvieron presentes durante todo el proceso evaluando el trabajo de los chicos y dándoles consejos de acuerdo a lo que ellos buscaban.

Al final, durante un proceso de reflexión con los ejecutivos de la empresa, les llamaron la atención a quienes no hicieron caso a sus sugerencias promoviendo la importancia de escuchar cuando se trabaja para un cliente.

Uno de los primeros pasos que realizaron los grupos de trabajo fue  una investigación, para lo cual aprovecharon la visita de estudiantes de colegio a la UDLA ese sábado para el Día de Admisiones. “Fue un reto preguntarles a los chicos qué pensaban porque algunos eran muy tímidos y debíamos ganarnos su confianza”, comentó Cristian Arteaga, estudiante de 4º semestre de Publicidad.

Luego se trató de generar una propuesta creativa donde se definan los atributos emocionales de los influencers que podrían aportar a la marca. “Debíamos crear una imagen para jóvenes y hecha por jóvenes”, contó Ana Paula Jácome, que trabajó con un equipo en el taller. “El reto era crear nuevas propuestas para la web y definir al consumidor”, detalló Erika.

Al final, lo que todos buscaban era presentar la mejor propuesta para poder tener la oportunidad de trabajar para la marca. (DB)