Un dispositivo de ayuda para adultos mayores

Los adultos mayores y en ocasiones las personas con discapacidad pueden pasar mucho tiempo solos en sus casas, cuando no hay alguien que cuide de ellos de forma constante.

Esto suele ser un tema de preocupación en las familias, ante la posibilidad de que pueda presentarse alguna emergencia y que no puedan responder a tiempo.

Para solucionar este posible inconveniente, estudiantes de la Universidad de las Américas (UDLA) desarrollaron un sistema de teleasistencia cuyo objetivo es reducir los tiempos de ayuda ante cualquier situación de riesgo por la que pueda estar pasando una persona vulnerable.

El proyecto fue diseñado por Ricardo López, estudiante de Ingeniería en Electrónica y Redes de la Información; Mateo Rojas, alumno de Sistemas de Computación e Informática; y Santiago Solórzano, asistente de gestión de la Unidad de Innovación Tecnológica de la UDLA . La idea surgió hace dos años, como una iniciativa de vinculación con la comunidad, en la carrera de Ingeniería en Electrónica y Redes de la Información. Contó con el respaldo del director de la carrera, Ángel Jaramillo, y del docente Jean-Michel Clairand.

Consiste en un dispositivo colgante con un botón de emergencia. La persona que requiera de ayuda puede apretar este botón, el cual enviará una señal a una caja receptora, localizada en la casa del usuario. La caja transmite un código, a través de un mensaje de texto, a un servidor en la UDLA y automáticamente se envía un correo electrónico a los contactos de ayuda: familiares y autoridades (policías, paramédicos…). El correo contiene nombre de la persona, dirección y coordenadas exactas de ubicación, un mapa de la casa y teléfonos de referencia.

Adicionalmente, hay un enlace al que se puede acceder con un usuario y una clave, donde se precisan la fecha y hora de la alerta, la condición médica del afectado, si este vive solo, entre otros detalles. En este enlace se podrá conocer si la emergencia ya fue atendida. El dispositivo que lleva la persona en riesgo funciona hasta a 100 metros de distancia de la caja.

El proyecto, que tuvo una inversión de USD 3 000, se encuentra en etapa de prueba en la parroquia de Nanegal, donde fue socializado con autoridades y moradores. El equipo espera llevarlo a otras comunidades.

Esta iniciativa tecnológica ganó en mayo pasado el tercer lugar en la categoría Innovación Tecnológica en el concurso Robot Games Zero Latitud, el cual contó con participantes nacionales y extranjeros. Esto les valió una acreditación para concursar en el Robot Challenge, que se celebrará en Rumania, en noviembre.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Revista Líderes