Club ONU de la UDLA viaja a Colombia

Luego de un viaje de ida, que duró aproximadamente 24 horas en bus, llegaron a Cali los delegados de Ecuador para COLMUN, el modelo de simulación de Naciones Unidas que se realiza en Colombia. Fueron seis estudiantes de la carrera de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y una de Negocios Internacionales, quienes conformaron el grupo que viajó.

Para ello se prepararon aproximadamente durante cinco meses, tiempo en el que se capacitaron sobre oratoria, debate y derecho internacional público. Sebastián Rosales, uno de los integrantes del grupo se encargó de compartir sus conocimientos  con sus compañeros. “Les expliqué brevemente sobre cómo se formula un tratado, cuáles son los derechos y las obligaciones de los Estados y los individuos y los principios del derecho internacional, para que puedan usarlo durante el debate”, comentó.

“Hacer este tipo de viajes te abre la perspectiva de cómo funciona el mundo. Como internacionalistas y politólogos es importante conocer sobre las políticas de los diferentes Estados y eso te enriquece y complementa toda la teoría que aprendes en la universidad”, destaca Juan Carlos Fiallos, otro de los estudiantes que viajó.

Ellos y sus compañeros forman parte del club ONU, una actividad extracurricular en la que se preparan para este tipo de modelos nacionales e internacionales y que cada semestre se abre para los estudiantes de todas las carreras de la universidad.

Es en las reuniones del club cuando realizan todas las actividades pertinentes para prepararse de acuerdo a la normativa de cada modelo. Sofía Narváez, otra de las estudiantes que viajó cuenta que además de la preparación autónoma que tuvo también le ayudó mucho las charlas con embajadores y profesores que son parte de la formación en el club ONU.

Una de las experiencias más enriquecedoras, según Sebastián, es haber participado con conjunto con una delegación de insertados ex combatientes de las FARC. “Son jóvenes de nuestra edad que participaron en la guerrilla y que el año pasado se propuso la meta de formar esta delegación”, puntualiza.

Aprender sobre nuevas culturas fue en cambio, uno de los beneficios que destaca Camila Ávila, quien también formó parte del grupo. “Me enriqueció conocer nuevas formas de pensar. Me enseñaron sobre tolerancia y a respetar las ideas del resto de personas para lograr el bien común”.

Ahora, con lo aprendido en Cali, la meta de los estudiantes es promover la cultura MUN (del modelo de Naciones Unidas) en la UDLA y en el país por eso motivan al resto de alumnos a inscribirse en el club ONU. (DB)