Graduado de Economía gana premio por investigación sobre consumo de alcohol

noticias10

noticias10

El nivel de formación académica y de ingresos económicos, así como el empleo o el estado civil son factores que inciden en el consumo de alcohol. Por ejemplo, quienes concluyeron sus estudios superiores son menos propensos a consumir licor en exceso frente a quienes solo han concluido el nivel primario o que no tienen ningún nivel de instrucción.

Estas conclusiones son parte de la investigación que realizó Esteban Braganza, graduado de Economía de la UDLA y con la cual ganó el tercer lugar en el Concurso “Galardones Nacionales 2017”, organizado por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

El concurso es un reconocimiento a la investigación científica y su premiación fue el pasado 14 de septiembre de 2017 en Guayaquil. Esteban compitió con otros 10 proyectos realizados por universitarios de todo el país.

Entre las conclusiones del estudio se detalla que quienes se encuentran en situación de pobreza tienen una probabilidad de 1,12% mayor de consumir alcohol en exceso frente a aquellos con un mayor nivel de ingresos económicos.

El empleo también es un factor determinante. Quienes están laborando tienen un 1,32% menos de posibilidades de caer en un excesivo consumo de alcohol.

En cuanto al estado civil los solteros y divorciados podrían tender a consumir más bebidas alcohólicas frente a quienes están casados o en unión libre. Los primeros un 1,39% más y los divorciados 1,45%.

En cuanto a la formación y para ser precisos quienes concluyen la primaria y pasan a secundaria tienen un 0,7% menos de posibilidad de consumir alcohol en exceso. Y si pasan a nivel superior hay un 0,33% menos de probabilidad.

La investigación de Esteban se basó en la Encuesta de Condiciones de Vida 2013-2014 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y utilizó un modelo econométrico.

Con estos resultados, el investigador busca aportar con datos que permitan a los organismos de gobierno generar y aplicar políticas que combatan y erradiquen el excesivo consumo de alcohol en la sociedad ecuatoriana.

Entre las recomendaciones, Esteban señala que se puede promover políticas públicas que apunten a mantener hábitos de vida saludables, pues en su investigación determinó que las personas que practican deportes tienen menos probabilidades de consumir alcohol de forma excesiva que aquellos que no realizan ningún tipo de actividad física.

En el Ecuador, el consumo excesivo de alcohol es uno de los principales problemas sociales y de salud pública. En el 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un estudio que ubica al Ecuador en el noveno lugar, en América Latina. Se ingiere 7,2 litros de alcohol por habitante al año.

El abuso de esta sustancia causó la muerte de 6 042 personas en 10 años, entre el 2003 y 2013, según los registros del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). (DB/JZ)